Evita la flacidez de los brazos, ¡tonifícalos!

La flacidez o falta de tonificación en los brazos es un problema que preocupa, y sobre todo a  muchas mujeres, por ello, a continuación resuelvo ciertas dudas que seguro que te has preguntado alguna vez…

1. ¿Cuáles son los principales factores que inciden en la flacidez de los brazos?

Los factores que influyen principalmente en la flacidez de los brazos se deben en gran parte a la nutrición, edad, cambios de peso y falta de ejercicio físico en el que se realicen ejercicios encaminados a la tonificación muscular.

Además, en relación al público femenino, la zona de los brazos y más concretamente en los tríceps (zona posterior y alrededor de las axilas), se trata de una zona donde se tiende a depositar la grasa, por lo que si a ello le sumamos la inactividad física, el resultado será mayor flacidez.

Tonifica los brazos con Ruth Cohen.

Tonifica los brazos con Ruth Cohen.

Debo recalcar que es una creencia falsa el hecho de que ejercitar los músculos de los brazos a través de las pesas conllevan un incremento del volumen, algo que es casi imposible fisiológicamente hablando, además de que para ello tendríamos que realizar ejercicios que requiriesen el levantamiento de más peso de lo que seguramente podríamos soportar, además de otros muchos factores.

Si a esto le sumamos una dieta baja en proteínas, estaremos procediendo a la producción de un catabolismo muscular, y esto ¿qué quiere decir?, pues bien, la pérdida de la masa muscular. Esto conlleva a que se produzca esa ‘odiosa’ flacidez y sobre todo, debilidad muscular, pérdida de nutrientes y un aspecto no saludable en la piel. Es por ello, por lo que debes tener cuidado en la realización de esas famosas y traicioneras dietas milagro, ya que son las principales causantes de esa agresión a la piel.

Recuerda, para evitar la flacidez debes de realizar ejercicios específicos de la zona, ejercicio aeróbico y de alta intensidad para la pérdida de la grasa (la grasa no se pierde de manera localizada, es decir, cuando la perdemos, es sobre la totalidad del cuerpo, no de una zona en concreto), al menos 2 litros de agua al día y como no, una nutrición equilibrada con su respectivo aporte proteico.

2.¿Hasta qué punto influyen los cambios de peso?

Como habéis podido leer en el punto anterior, los cambios de peso influyen ya que la piel funciona como un ‘elástico o goma’ y se adapta a las características y situaciones de nuestro cuerpo y fisiología, una de las propiedades de la piel es su elasticidad. Existen diferentes componentes, tales como el colágeno y la elastina que son los principales encargados de este aspecto, por lo que si aumentamos de peso o descendemos el mismo bruscamente, lo que conseguiremos es que haya mayor flacidez.

Imagina que estiras un elástico hasta 3 veces más de su estado normal, pues bien, nunca volverá a la posición inicial ya que se ha excedido en su capacidad elástica. Esto sucede de una manera muy similar con la piel, siendo algo similar si es en la inversa, es decir, si lo que cubre el elástico no tiene el suficiente volumen el elástico se queda colgando ¿verdad?, pues en la piel es algo muy similar…

3.¿Qué tipo de ejercicios se deben hacer para mantener los brazos tonificados?

—ejercicios para bíceps/tríceps—

Si nos centramos en los movimientos específicos de la articulación, en este caso del codo, nos encontraríamos con ejercicios que conlleven la flexión y la extensión del mismo, tales como ejercicios de curl de bíceps y todas sus variantes y ejercicios de extensión de tríceps y sus variantes también.

Ahí nos estaríamos refiriendo a ejercicios de carácter más analítico, es decir, que se centren en esos músculos de manera muy concreta, pero también debemos hacerlo de manera más integrada es decir, donde se trabajen conjuntamente con otros grupos musculares, incrementando la funcionalidad del músculo y como no, del gasto calórico.

Ejercicios muy interesantes y que podemos hacer en cualquier lugar son los ‘dips’ o fondos de tríceps, las flexiones o ‘push-ups’ y jugar a que sean más cerradas para incidir más en los tríceps, burpees a baja intensidad y haciéndolo paso a paso y adaptado a tu nivel, ejercicios con mancuernas o botellas de agua.

En definitiva, el trabajo para la tonificación de los brazos es algo muy sencillo, busca 5 minutos al día y adiós flacidez y mucho más a decir adiós con el brazo en alto…

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*