Combate la depresión con ejercicio físico

En un reciente estudio del año 2015 de la Organización Mundial de la salud (OMS) la depresión será una de las enfermedades protagonistas de este siglo, causando discapacidad, sobre todo bajas laborales y graves problemas familiares y sociales. La depresión en España está entre las primeras patologías de origen mental a tratar en atención primaria y se cree que más de un 30% de la población la padece sin tener un diagnóstico de la enfermedad.

Las mujeres suelen ser la población más vulnerable, así como las personas de la tercera edad, al mermar su calidad de vida en los últimos tiempos debido a las crisis económicas y de valores.

ruth-cohen-stop-depresion-

Desde luego es una cifra importante que no debemos ignorar, por ello debemos contemplar y valorar los diferentes métodos que existen para combatir esta enfermedad.

Por la parte que me toca y en mi terreno profesional, debo hacer hincapié en los MÚLTIPLES BENEFICIOS QUE APORTA EL EJERCICIO FÍSICO PARA COMBATIR LA DEPRESIÓN, y no es por que lo haya experimentado y lo haya visto en mis propios clientes, sino que ESTÁ DEMOSTRADO CIENTÍFICAMENTE, lo que le da un valor extra y un método muy a tener en cuenta para afrontar la depresión.

Para comprender el valor que tiene el ejercicio en relación a nuestras caracterísiticas fisiológicas como ser humano que somos (algunos más que otros…), debemos empezar por lo básico: EL MOVIMIENTO.

En la sociedad actual, lamentablemente y como consecuencia de los avances tecnológicos, el sedentarismo se ha convertido en una mala costumbre, esto conlleva a que hemos interrumpido un ciclo vital imprescindible para el organismo que es EL MOVIMIENTO, ¡estamos hechos para movernos! y, por ello, también se interrumpen las funciones vasculares y de oxigenación entre otras.

El sedentarismo es un caldo de cultivo para que se expresen todos los genes implicados en enfermedades crónicas y deprimir el sistema inmune.

Pero tenemos certeza de que EL EJERCICIO FÍSICO ES LA CLAVE, al igual que el ejercicio intelectual, ambos son esenciales para mejorar la memoria y el aprendizaje, puesto que el ejercicio físico aumenta el riego en el cerebro y favorece todas sus funciones, ejerciendo además efectos neuroprotectores contra las enfermedades neurodegenerativas y el declive cognitivo y neuronal (Estudio de Van Praag 2009).

Aquí van algunos datos de los estudios científicos para que visualicéisel respaldo que tiene esta afirmación:

1. Van Praag 1999 demostró que correr induce neurogénesis (nacimiento de nuevas neuronas), favorece el aprendizaje y estimula la plasticidad sináptica (nuevas comunicaciones entre neuronas).

2. Dunn et al. 2005 encontraron que la práctica de 30 minutos 3 veces a la semana mejoró en un 50% los síntomas de la depresión. Destaca que la intensidad del ejercicio es proporcional a los resultados, es decir, a más ejercicio más beneficios.

El efecto del ejercicio se percibe muy rápido, los síntomas depresivos empiezan a mejorar ¡en la primera semana! para progresivamente continuar la mejoría en las semanas sucesivas.

Otro estudio, Singh 2001 y Doyne 1987, evaluaron el efecto del ejercicio una vez finalizado, realizaron un seguimiento a los 12 y 26 meses respectivamente. Los que abandonaron el ejercicio (de 8 y 10 semanas en total) seguían manteniendo las mejoras en los síntomas depresivos en gran medida después de un año, y los pacientes que continuaron haciendo ejercicio mantenían mejoras aún mayores.

Cuando hablamos de programa de ejercicios, se trata de programas genéricos, de clases colectivas o incluso con entrenador personal, entrenando todas las capacidades, tanto cardiovascular como de fuerza, esto incluye el ejercicio con pesas que también está demostrando que posee beneficios para la salud en condiciones muy distintas, tales como depresión, trastornos de ansiedad (Herring 2011), fibromialgia, etc.

Según esto, teniendo la base sólida del conocimiento y comprobando que está científicamente comprobado, debemos contemplar EL EJERCICIO COMO UN FÁRMACO MÁS CONTRA LA DEPRESIÓN.

Si es tu caso y sientes que tienes algún síntoma depresivo o lamentablemente ya estás en un nivel más avanzado, NO TE RINDAS, busca una actividad que te guste y anímate, percibirás los efectos des la ¡primera semana!.

STOP DEPRESIÓN CON EJERCICIO FÍSICO.

Solo tú puedes luchar contra ello, yo, como profesional del fitness, te animo a que si no encuentras una actividad que te divierta, te pongas en manos de un/a profesional que adaptará un programa específico para ti esegún a tus gustos y preferencias, de esta forma lograrás que el ejercicio forme parte de tu vida y sentirás los beneficios muy pronto.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*