Errores al entrenar que debemos evitar

Desde mi punto de vista profesional, con los conocimientos que poseo tanto de biomecánica como fisiología, así como de los diferentes sistemas de entrenamiento en los que me he especializado y formado, os puedo asegurar que mucha gente comete errores a la hora de planificarse un entrenamiento, pueden ser errores leves hasta errores enormes que pueden conllevar lesiones graves o bien condicionarnos a medida que pasan los años y continuamos realizando ese entrenamiento o ese ejercicio de forma incorrecta.

Hay ciertos errores al entrenar que se deben de evitar de una forma tajante, tanto por el bien de tu salud  como por los resultados que no logras obtener.

Todos pensamos que “entrenar” puede ser una de las actividades más fáciles de hacer, realmente, si te paras a pensarlo de forma instantánea, puede parecer muy simple: “ir al gimnasio e imitar todo lo que los demás están haciendo”, o bien “ponerte tus zapatillas de deporte y correr como si no hubiera mañana”.

Errores al entrenar que se deben de evitar

Salir a correr ¡ojo principiantes!

técnica de carrera

Trabajar la técnica de carrera es importante.

Esta actividad puede parecer muy simple y desde luego la más económica, solo debes invertir en unas buenas zapatillas de deporte, pero, este punto incluso hay muchas personas que ni siquiera lo contemplan y salen con las primeras zapatillas que pillan en su casa ¡ERROR!.

El caso es, que correr requiere una musculatura suficientemente acondicionada para soportar el impacto y una técnica eficiente, si no poseemos esto, el entrenamiento de carrera puede conllevar a lesiones y daños articulares importantes.

Consejos antes de salir a correr:

– Acondiciona tu cuerpo,
– haz hincapié en la técnica,
– si no sabes por dónde empezar, seguro que en tu ciudad hay entrenadores especializados en running
o grupos de running para principiantes que te ayudarán a que comiences tu aventura con las carreras.

Errores en el entrenamiento en gimnasio.

Los principales problemas que podemos encontrarnos en un gimnasio convencional, es que nada más empezar queramos comernos el mundo, hacerlo todo en un día y sentir que lo hemos dado todo ese día…, el principal problema que nos encontraremos es que posiblemente al día siguiente y al posterior, tengamos unos dolores horribles, no hablamos de unas agujetas típicas de las que no nos libramos ni los más atletas, sino de dolores desagradables que nos impediran mantener nuestro día a día con normalidad.

Los errores más comunes que podemos encontrarnos son:

1.- Hacer múltiples ejercicios sin control:

Cuando empiezas a probar todas las máquinas y te pasas de una a otra sin sentido, trabajando grupos musculares sin un orden concreto e incluso utilizando máquinas que exactamente no sabes bien qué estás trabajando.

Conjuntamente con los errores de orden de las máquinas, también nos encontramos con errores en la intensidad, es decir, en el peso a mover, tenemos dos tipos:

entrenar con pesas

Trabaja con el peso que corresponda

–> Las personas que se ponen poquísimo peso y por lo tanto no hay un trabajo concreto de fuerza, casualmente, suelen pecar las mujeres, por el falso mito de que si entrenan pesas se pondrán musculosas perdiendo su feminidad ¡ESTO ES UN MITO¡, de ello hablaré en un próximo artículo.

–> Las personas que se ponen muchísimo peso y a penas pueden llegar a las repeticiones adecuadas para su objetivo. Incluso comienzan a hacer movimientos extraños con su cuepo para ayudarse a levantar tal carga, pudiendo claramente llegar a producirse una lesión grave.

Recuerda que entrenar múltiples músculos el mismo día SIN control puede provocar que no se entrene ninguno de manera correcta, lo que hará que tengas muchas más posibilidades de tener alguna lesión, o bien de sobrecargar ciertos grupos musculares y por lo tanto, de que tu entrenamiento no sea funcional ni productivo.

Lo más correcto es que consultes o bien con un monitor del gimnasio o con un profesional del ejercicio, que te indique cómo debe ser tu orden de trabajo, la intensidad con la que debes entrenar, la técnica correcta de los ejercicios, los tiempos de descanso adecuados, etc.

Una gran opción es que durante cierto tiempo te pongas en manos de un entrenador personal, éste te educará y mostrará cuál es el tipo de entrenamiento más adecuado para ti, según objetivos y tus características, luego, será tu opción si continuar con su servicio o ya entrenar por libre en tu gimnasio habitual.

2.- Entrenar hasta la fatiga:

Cuando quieres hacer una excelente rutina ese día, normalmente, el error más grave que se comete es entrenar hasta el cansancio extremo, hasta no poder más, “dándolo todo”.

Si lo que quieres es mantenerte en forma, recuerda que la fatiga es sinónimo de que el músculo se está quemando y puedes llegar al sobreentrenamiento con las consecuencias que eso conlleva.

Lo ideal en estos casos es establecernos un volumen de entrenamiento, es decir, un tiempo determinado, dependiendo de la rutina concreta que nos toque ese día, nuestra sesión puede durar entre 45-60min, no obstante, lo mejor es establecerse una rutina semanal para que el entrenamiento tenga sentido y logres resultados sin extenuarte.

Ya ves que son errores fáciles de evitar, debes confiar en los profesionales del ejercicio y asegurarte de llevar un programa adecuado para ti, al menos durante un tiempo, piensa que es una inversión en tu salud y que amortizarás con el paso del tiempo. Como resultado: lograrás tus objetivos y evitarás lesiones.

Ruth Cohen – Fitness & Nutrition Expert
CEO & Owner en Cohens Fitness Club Valencia.
Proffesional Coach
Fitness Presenter Internacional
CAFD (Col. 54867)
Maestra Esp. E. física
www.ruthcohen.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*