El kayak-polo contra el calor y el aburrimiento

¡Cómo me gustan los deportes de agua! Cuando llega el calor algunos de los deportes que habitualmente se practican durante el resto del año se convierten en algo difícil de hacer. Pero es tan sencillo como practicar ese deporte en el agua, solo hay que echarle un poco de imaginación.

El kayak-polo contra el calor y el aburrimiento

¿Quieres saber cuál ha sido mi último descubrimiento? El kayak-polo, un deporte entretenido y con el que no pasarás calor.

Une balón y remo

El kayak-polo, como ya supondrás, es una variante del polo que se juega en el agua y en el que los participantes utilizan kayaks para desplazarse por el “terreno de juego”. Es una combinación de varios deportes, como el waterpolo, el baloncesto y el piragüismo. En cuanto me hablaron de él tuve ganas de probarlo y la verdad es que no me decepcionó.

Como muchos otros deportes, el juego consiste en formar dos equipos cuyo objetivo es meter goles en la portería del equipo contrario. El balón es el mismo que se emplea para jugar al waterpolo y los jugadores tienen que pasárselo los unos a los otros, ya que no puedes tenerlo en las manos durante más de cinco segundos.

Sin embargo, también puedes manejarlo con la pala del kayak e, incluso, llevarlo por el agua, aunque siempre tiene que estar por delante de ti o el resto de jugadores. Uno de los cinco jugadores de cada equipo se encarga de defender la portería y, para eso, tiene que colocar su pala verticalmente para evitar que entre el balón.

Puede jugarse tanto al aire libre como en cubierto

El kayak-polo se puede practicar tanto en piscinas cubiertas como al aire libre. ¿Sabes una de las cosas que más me llamaron la atención? Que el “terreno de juego” se delimita con corchos.

Existe un reglamento que busca proteger a los jugadores, aunque se permiten algunas cosas que pueden sorprender un poco, como empujar al jugador que tiene el balón.

Los partidos de kayak-polo tienen una duración de 20 minutos, divididos en dos tiempos de 10 minutos, pero si juegas con amigos, puedes alargarlo o acortarlo todo lo que quieras.

El momento más divertido del partido es el comienzo de cada parte, ya que un jugador de cada equipo tiene que ir a toda prisa desde la línea de su portería hasta el centro del campo para coger el balón antes que el contrario.

Prueba este deporte y ¡ya verás qué bien te lo pasas!

 

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*