Practica pesca submarina

La pesca es un deporte que resulta muy efectivo para combatir el estrés. Estás en contacto con la naturaleza y, a la vez, puedes disfrutar de un deporte relajado. Existen muchos tipos de pesca, por lo que cada persona puede elegir el que se adapte mejor a sus necesidades.

Practica pesca submarina

Hoy quiero presentarte un estilo que se aleja un poco de la pesca tradicional y por ello siempre me ha llamado realmente la atención: la pesca submarina. ¿La has practicado alguna vez?

Buceas para pescar

Como ya imaginarás, la pesca submarina es una modalidad que se realiza sumergido bajo el agua. Para pescar se utiliza un arpón y la inmersión siempre se realiza en apnea, es decir, sin ningún tipo de ayuda para respirar, lo cual implica que tienes que salir con frecuencia a tomar aire. La pesca submarina consiste en buscar y encontrar a la presa y, en un momento determinado, atacarla con el arpón para pescarla.

Para realizar la pesca submarina necesitas un equipamiento adecuado, en el que no puede faltar, además del arpón, el traje de neopreno para protegerte, unas gafas para bucear, porque si no te será realmente complicado poder ver algo, y un cuchillo para posibles imprevistos.

En nuestro país se realizan competiciones de pesca submarina en las que se premia el número de peces conseguidos, su tamaño y su especie, aunque fuera de estas competiciones existe un estricto control, de manera que solo puedes pescar una cantidad concreta por persona y día y, si te excedes, te pueden multar.

No siempre podrás pescar fácilmente

A la hora de hablar de pesca submarina, hay que tener en cuenta que no existe una única manera de practicar esta modalidad deportiva. Aunque el objetivo es encontrar el pez y cazarlo, la manera de hacerlo varía. En todas ellas es muy importante el sigilo para que los peces no huyan cuando se den cuenta de que quieres pescarlos. Es un deporte en el que la tranquilidad es clave para conseguir el éxito. Lo fundamental es saber dónde tienes que ir y qué es lo que tienes que hacer para no llamar la atención de las posibles presas.

Aunque es una modalidad más activa que la pesca tradicional, ya que tienes que ser tú el que vaya a por la presa en lugar de esperar a que venga, también tiene una parte importante de paciencia porque no siempre te será sencillo encontrar los peces y conseguir cazarlos, así que tienes que aprender técnicas para camuflarte y no ser visto.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*