Toma zumos de frutas y ¡aliméntate!

Sea la temporada que sea, si en mi casa hay algo que no falta nunca es la fruta. ¿No te parece que le da un toque de color al interior de la nevera? Por si eso fuera poco, encima, son alimentos muy completos, ya que aportan todas las vitaminas y minerales esenciales para el ser humano, tienen fibra y además muchas de ellas tienen un alto contenido en agua. Gracias a ellas puedes hidratarte de manera rápida, aunque también debes beber agua en las comidas y en las cenas.

consume fruta de una forma diferente: con zumos de frutas

La vitamina C y la A son las que más abundan en las frutas, ya que son muy importantes porque mantienen fuerte el sistema inmunológico y la estructura ósea. Por ello, es imprescindible durante la infancia y en la edad adulta.

También son de igual importancia los minerales como el potasio, calcio y fósforo que aportan determinadas frutas que ayudan a mantener la energía al cuerpo y al transporte del oxígeno al cerebro. Y todo ello en un solo tipo de alimentos, ¿qué te parece?

Un zumo de frutas para cada caso

Los zumos de frutas son una buena solución para hidratarte después del ejercicio físico. Y no solo eso, también lo puedes tomar antes del ejercicio, ya que algunas frutas contienen un nivel elevado de azúcar que proporciona al cuerpo energía para realizar todas las actividades. Además, comer mucha fruta no engorda, porque las frutas no contienen grasas y tienen pocas calorías. 

Pero, ¿qué es lo que quieres conseguir consumiendo estos alimentos? Según cuál sea tu objetivo, debes consumir un tipo de fruta de absorción rápida o lenta.

Las frutas que contienen un índice glucémico alto (rápida absorción) son por ejemplo el plátano, la naranja, el mango, el melón y la sandía. Por eso es habitual comerlo después del entrenamiento porque recuperan la energía perdida. Y, al contrario, puedes consumir fruta de índice glucémico bajo (absorción lenta) como la pera, la manzana, las uvas y las frutas rojas (fresas, cerezas o moras) para aportar la energía durante el entrenamiento, el trabajo o en las tareas del hogar.

Los zumos son la solución para los niños

A mi hijo no le suele gustar la fruta y yo suelo hacerle zumos de frutas, que los toma mucho mejor, para que no tenga ningún déficit nutritivo. Algún día esporádico puedes darle de beber un zumo de frutas artificial, pero no debes olvidar que los zumos de frutas que hagas en tu casa tienen más elementos nutritivos que los comerciales, ya que le echan azúcares y lácteos añadidos y por tanto son de peor calidad.

Así que no lo dudes, si tu hijo te pide algo dulce, ¡dále un zumo de frutas! Seguro que le gustará y estará bien alimentado.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*