¿Qué puede hacer la cebolla por ti?

¿Sabías que la cebolla es una verdura con propiedades saludables para tu cuerpo? Además queda bien con prácticamente cualquier plato: en ensaladas, en un guiso, en un plato de pasta… ¿y qué me dices de la tortilla de patata con cebolla? ¡Impresionante! Aparte de su sabor, del que seguramente ya habrás disfrutado más de una vez, hoy te cuento sus principales propiedades y beneficios. ¡Toma nota!

¿Qué puede hacer la cebolla por ti?

La cebolla, buena para la diabetes y el sistema cardiovascular 

La cebolla se caracteriza por tener varios minerales y oligoelementos, tales como el calcio, el hierro, el potasio, el fósforo y muchos más. Además, contiene vitaminas A, B, C y E. Esta hortaliza está compuesta mayoritariamente por agua, de ahí que también ayude a hidratar tu cuerpo.

Otra de las cosas que me parecen más interesantes sobre la cebolla es que contiene glucoquinina, considerada como una insulina vegetal que ayuda en el tratamiento de la diabetes y además hace disminuir los niveles de azúcar en sangre.

Si conoces a alguien de tu entorno con problemas cardiovasculares, pregúntale si alguna vez le han recomendado este alimento. Al contener sulfuros, estos lo que hacen es adelgazar la sangre y así se reduce la cantidad de lípidos. Con ello se contribuye a reducir la presión arterial, que también es buena para evitar la coagulación de la sangre y  evitar trombos.

Perfecta para enfermedades respiratorias 

Además, es perfecta para enfermedades respiratorias, como en el catarro o la gripe, ya que con sus enzimas mejora la función respiratoria. ¿Nunca te han puesto una cebolla abierta por la mitad en la mesita de noche durante la noche para que respires mejor? ¡Mi madre nunca fallaba! Pues al final resulta que este pequeño truco, además de dejarte la habitación con un olor muy peculiar, sí que tiene su base científica.

Es buena hasta para la diarrea, porque cuando se produce esta, tu cuerpo elimina mucho líquido y ¿qué es lo que te recomiendan? ¡Un caldito de cebolla! Igualmente destaca su función diurética, porque es excelente para el buen funcionamiento de los riñones.

Ya solo por todas estas ventajas merece la pena incluir este alimento en tu dieta, ¿no crees? Y es que si no te gusta mucho su sabor, siempre puedes incluirlo en purés o sopas, donde apenas se note. Además, puedes cocinarla de mil maneras, no tiene por qué ser siempre cruda, puedes hacerla al horno, frita, caramelizada, etc.

¿Conocías ya todos los beneficios de la cebolla?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*