¿Hay bebidas que nos ayudan a bajar de peso?

No creas que te voy a hablar de pócimas milagrosas. Pero hay bebidas (y muchas) que por su capacidad saciante y sus efectos depurativos o estimulantes pueden ayudarte en la tarea, a veces ardua, de perder los kilos de más. .

green-2607334_960_720

No son nada extravagante y seguro que te sorprende descubrir que tienes en tu nevera o despensa todo lo que necesitas para hacerte una de estas bebidas mágicas

El apasionante (e inabarcable) mundo de los zumos

Si hay una bebida saciante y que puede aportar a tu organismo multitud de nutrientes saludables, es el zumo de verduras. Sí, de verduras. Y no es tan complicado como puede parecer a simple vista conseguir llevar estos alimentos a un estado líquido: aprovecha el agua de alguna cocción previa, bien fresquita. Una sugerencia: si agrupas las verduras por colores (verdes, naranjas…) y alternas los zumos resultantes estarás garantizándote una ingesta adecuada de elementos imprescindibles para tu  salud. Y si no termina de convencerte el sabor, añádele algo de fruta.

Los zumos naturales de fruta (no valen los envasados, demasiado ricos en azúcar) son un clásico y todos buenos, así que te voy a recomendar solo algunos de los mejores para ayudarte a perder peso. Eso sí, procura tomarlos por las mañanas o antes de realizar ejercicio físico, así su fructosa se consumirá rápidamente. Con la papaya y el pomelo, juntos o por separado, podrás hacerte unos deliciosos zumos que, además, entorpecerán la acumulación de las grasas al favorecer su eliminación. La piña y la pera también son especialmente indicados para mejorar la digestión y el funcionamiento del hígado, esencial a la hora de eliminar toxinas. No te olvides del zumo de naranja de toda la vida: diurético, desintoxicante y rico en vitamina C. También prueba a tomarte un zumo de limón en agua templada con una pizca de bicarbonato en ayunas: tu barriguita será historia.

El no menos apasionante mundo de las infusiones

Si amplio es el mundo de los zumos, el de las infusiones no se queda atrás. Puedo empezar con el más clásico entre nosotros: el café, solo, sin azúcar y, en su caso, con leche desnatada, es un perfecto estimulante que acelerará tu metabolismo ayudándote a quemar calorías. Y encima tiene antioxidantes.

El café es el más clásico pero, sin duda, el que ofrece más variedades es el . Y entre los diferentes tés, el campeón en la lucha contra los kilos de más es el verde. Reduce la sensación de hambre, estimula el metabolismo y ralentiza la absorción de azúcares y lípidos. Menos conocido, el té blanco ayuda a eliminar la grasa, sobre todo la localizada en el abdomen, y es un potente depurativo. Y si quieres probar algo nuevo tienes el té de jenjibre. Es un potente digestivo que evitará que tu tripa se hinche y acelerará la metabolización de las grasas.

Atrévete a probar estas bebidas, estoy segura de que te sorprenderán sus efectos.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*