Remedios para resfriados y gripes

greens-266560_960_720

Estamos ya a mitad del invierno, la gripe y los resfriados van mostrando cotas altas de virulencia, es lo que toca todos los años. Esto de las gripes es incomodo, molesto, pero si no queda otra hay que pasar por ello y al final si hay que sufrir esos malestares al menos nos quede un cuerpo mas fuerte.

Que hacer para combatir la gripe (fiebre) o el resfriado (sin fiebre)???.

Una vez que llego a nosotros hay que convivir con ella, para que esa convivencia no se haga muy pesada esto es lo aconsejable.

Hacernos un zumo natural de limón y/o naranja, una jarra que nos acompañara todo el día, puede ser perfectamente el sustitutivo del agua, bebiendo durante el día pequeños sorbos para que la garganta se mantenga hidratada. Tomar 2 cucharadas de miel por comida (2 desayuno, 2 comida y 2 cena). La comida en estos días debe ser lo mas sana posible, las frutas y verduras son esenciales y las comidas calientes como sopa de pollo con verduras, que proporciona el calor de la propia sopa y los nutrientes del pollo que se ha demostrado que aumentan nuestras defensas. Prepararnos una solución natural a base agua hervida, hojas de eucalipto y una cebolla, hacemos vahos con una toalla que nos cubra la cabeza para que así el vapor vaya concentrado directo hacia nuestra garganta y fosas nasales. También podemos hacer gárgaras con sal y limón. Salir a caminar o correr si se hace con frecuencia, se podrá seguir realizando siempre y cuando sea suave, que se pueda mantener una conversión mientras se corre, bañito de agua caliente y dormir mas que lo que se hace habitualmente, con lo que es aconsejable acostarnos antes a ser posible para garantizar las 8 horas absolutamente necesarias y reparadoras, esto en el caso del resfriado. Los baños y el ejercicio dejémoslo solo para el resfriado no para la gripe.

También es bueno que si tenemos una noche de esas pesadas que nos hacen toser y toser y no hay quien lo pare vayamos a la cocina y nos preparemos un vaso de leche caliente con miel y si esto no lo calmara del todo, como ultimo recurso para no incordiar mucho a la familia que conviva con nosotros y no este resfriada, cogeremos cebolla, la trocearemos y la pondremos en un plato en nuestra mesilla de noche, los vapores que emite, esos que nos hacen llorar inhibirán de forma natural el picor de garganta con lo que podremos dormir y descansar, que falta hará¡¡¡.

No hay que descartar el uso de medicamentos, esto dependerá de cada persona y de su experiencia con esta enfermedad, pero que no sean los medicamentos nuestro único bálsamo y evidentemente no se abuse de ellos.

¡Mucho animo! Y lo mejor será siempre prevenir comiendo sano, haciendo ejercicio y descansando bien para así mantener las defensas a tope.  ¡Cuídate!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*