Deportes acuáticos. Diversión garantizada

beach-1273488_960_720
Con el verano llegan las ganas de divertirse con los amigos y refrescarse en el mar o ríos y qué mejor forma que practicando deportes acuáticos. Unos son fáciles de aprender y solo necesitan breves instrucciones, no hay que tener una gran habilidad para disfrutar de ellos. Otros requieren ciertas destrezas y forma física y aun así puede que el verano se esté acabando y las caídas al agua sean lo habitual, siempre, en esos casos, quedará otro verano para seguirlo intentando.

Vamos a repasar brevemente algunos de estos deportes que nos permitirán desestresarnos y mejorar tanto nuestra forma física como el equilibrio, porque en todos ellos hay algo en común: evitar perder el equilibrio y caer al agua.

Paddle surf

De este deporte no había oído hablar hasta el año pasado y cada vez se ven más sitios en donde puedes alquilar esta tabla por media hora o una hora a precios asequibles. Consiste en una tabla, sobre la que hay que ir por el agua de pie, (según la dimensión de la tabla pueden ir sobre ella uno, dos y hasta 4 personas), ayudándonos y desplazándonos por medio de remos, como si fuéramos en canoa, pero de pie. Se trabaja la musculatura de brazos piernas, espalda y abdomen. Mejora nuestra capacidad aeróbica y el equilibrio.

Flyboard

Este deporte cada vez es más popular y consiste en colocar los pies sobre unos propulsores de agua, unidos a unas pequeñas botas, con los que conseguirás elevarte hasta 4 metros. Aquí lo que más se trabaja es el equilibrio, es un deporte mucho más descontrolado que el anterior y que a base de práctica y paciencia se acabará dominando y disfrutando. Antes de eso tocará darse buenos chapuzones y caídas desde esos 4 metros, aún así la diversión desde luego que estará garantizada con malabarismos y piruetas varias antes de precipitarnos sobre el agua.

Esquí acuático

Deporte tradicional y que no en todos sitios y condiciones se puede practicar, aun así allí donde haya una lancha acuática dispuesta a tirar de nosotros que iremos sobre uno o dos esquís, sujetándonos a unas cuerdas atadas a la lancha y sorteando olas; podremos disfrutar de este deporte. Se trabaja el equilibrio, los reflejos y la fuerza de brazos, hombros, piernas, glúteos y abdomen. Además, una vez dominado este deporte, habrá una buena liberación de adrenalina por las velocidades que podemos tener la sensación de alcanzar. Si os caéis mucho al principio es lo normal, como pasa con el Flyboard caer de múltiples formas es parte de la diversión y el aprendizaje. Se aprende divirtiéndote, puro lujo.

Windsurf

Deporte acuático tradicional en el que sobre una tabla nos desplazaremos por el agua. Esta tabla tendrá una gran vela que sujetaremos, esa sujeción que hacemos con las manos sobre una barra que hay, nos permitirá tanto mantenernos en equilibrio sobre la tabla como dirigirla en la dirección en la que sople el viento y hacia donde queramos. Trabajaremos hombros, brazos, piernas y parte baja de la espalda. Por su complejidad sí que requiere de unas buenas clases previas para no hacernos daños en la espalda. Hay que ser más paciente con este deporte pero una vez que se domina se disfruta en plenitud del manejo sobre la tabla a la velocidad que marque el viento, surcando olas y ya para los más avanzados hasta dando saltos aprovechando la fuerza del viento y olas.

Kayak

Consiste en remar por el agua de ríos, lagos, embalses, lagunas, mares; dentro de una piragua normalmente para una o dos personas. Se tonifican brazos, abdomen y si controlamos bien este deporte podremos aprovechar también la fuerza de piernas, hombros y espalda. Este deporte es muy común en los ríos ya que aprovechamos la fuerza del agua, su corriente. También se puede practicar en el mar pero en este caso hay que estar atento a que las corrientes no nos jueguen malas pasadas y como en los otros deportes respetar las zonas delimitadas para practicarlo, sin romper esos límites señalados para nuestra propia seguridad y la de otros bañistas.

Todos estos deportes requieren de asesoramiento técnico por parte de un experto de los mismos para evitar así accidentes, sobrecargas musculares y poder disfrutar al máximo de cada uno de ellos. Unos requerirán instrucciones más complejas, otros más sencillas, unos más tiempo de practica y otros menos pero todos estos deportes tienen asegurado el entretenimiento y la diversión.

Tras la práctica de estos deportes es aconsejable, para cuidar la musculatura; baños de contrastes, agua fría y caliente y darse masajes con crema hidratante.

Hay que practicarlos con chaleco salvavidas, además de protección solar e hidratarse suficientemente bien antes del ejercicio.

Anímate a hacer deporte acuático este verano¡¡¡; tienes una buena variedad para elegir, sólo hace falta ponerse a ello. Las risas y el pasar un buen rato están garantizadas.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*