El postoperatorio en verano

Estamos casi todos preparando maletas, pero hay muchos que, o bien han querido aprovechar sus vacaciones estivales para hacerse una cirugía, o bien han decidido que ya tocaba y se han operado en estos meses.

Este post quiere ser una pequeña ayuda para estos pacientes. Entiendo que en verano hacemos muchísima más vida social, pero no podéis olvidar que el postoperatorio dura lo mismo en verano que en invierno, y siempre hay algunas cosas que no os quedan claras u olvidáis preguntar, de forma que aquí os expongo algunas pautas y plazos para retomar vuestras actividades (incluso las veraniegas). Antes que nada, que quede bien claro, no es verdad que las heridas cicatricen mal en verano, es falso, lo único que es perjudicial es el sol (no el calor) y por ello es del todo esencial la protección adecuada. Y también deseo dejar bien claro que son pautas generales y que deberíais, ante la duda, confrontarlas con vuestros cirujanos pues, obvio, son quienes mejor conocen vuestro caso en particular. Repasaré algunas de las cirugías más comunes en esta época del año:

Ana Miralles

1.- CIRUGÍA FACIAL

El verano es un buen momento para algunas cirugías faciales, no precisamente para una dermoabrasión, un resurfacing con láser, o un lifting si tenéis la agenda llena de compromisos sociales. Pero si lo organizáis para estar tranquilos, es perfecto, pues os podréis recuperar alejados de los compromisos laborales y sin los horarios a veces intempestivos que mantenemos. Obviamente debemos evitar la exposición solar, pero para eso están los fotoprotectores de factor elevado y los maquillajes para cubrir los morados.

  • RINOPLASTIAS

Tras la retirada de la férula o escayola a los 7-9 días, podéis tener algún discreto hematoma fácil de camuflar. Tan sólo precisaréis fotoprotectores y algún corrector, y especialmente mucha paciencia hasta que os baje la inflamación. Evitad deportes intensos un mes, pero podréis hacer algo suave alguna semana antes, así como playa y piscina a las 2-3 semanas. Evitad las gafas de sol unas dos semanas, o más tiempo cualquier gafa si es pesada.

  • OTOPLASTIAS

El verano es ideal para esta cirugía, que corrige las orejas prominentes o en soplillo. El postoperatorio es una semana con vendaje y tal vez alguna más con algún tipo de felpa, y una diadema amplia y más apretada cuatro semanas más, sólo para dormir . A las dos semanas podréis retomar sin problema deporte, baños y vida social, pues vuestras orejas apenas estarán hinchadas o muy poco a las 2-3 semanas. Es la época habitual entre niños y estudiantes, y también muchos hombres adultos que en otra época del año tienen problemas para disimular el vendaje de la primera semana.

  • BLEFAROPLASTIAS (cirugía de párpados)

Otra cirugía idónea para esta época por su corto postoperatorio. Las suturas se retiran a los 4-5 días, y los morados, que pueden durar aún 1-2 semanas más, son relativamente fáciles de camuflar con maquillaje (permitido tras 12-14 días en zonas de suturas y casi desde el principio en zonas sin puntos) y unas buenas gafas de sol bien amplias y oscuras. No olvidad nunca la protección solar. Como en cirugías anteriores, nada de esfuerzos físicos durante las dos primeras semanas, ni baños en la playa o piscina durante este tiempo, y a partir de entonces retomad poco a poco, pero siempre -siempre- con buena protección solar.

  • LIFTING

Muy similar a una blefaroplastia en cuanto a los plazos. Tras 7-10 días ya no tendréis puntos y desde los 3-4 días podréis lavaros el pelo. La vuelta a la vida social estará determinada por la extensión o intensidad de los morados y la hinchazón o edema facial. El deporte debe esperar 3-4 semanas. Calculad que hasta pasado un mes no comenzaréis a veros bien, de forma que tendréis que acostumbraros al maquillaje, gafas de sol, sombreros, a los fotoprotectores (imprescindibles mientras haya inflamación) y como siempre a ser pacientes, muy pacientes.

  • INJERTOS DE GRASA O LIPOFILLING

Es también una época ideal porque podéis aprovechar las vacaciones para ‘desaparecer’ al menos durante las dos primeras semanas del postoperatorio, en las que estaréis muy hinchados y con morados. Al no necesitar curas ni revisiones inmediatas, aunque vuestro cirujano también se vaya, se puede hacer casi al momento de iros de vacaciones pues sólo precisa tiempo y paciencia. Cremas con vitamina K, maquillaje, protección solar, y evitar deportes intensos cuatro semanas, aunque si son suaves, podréis hacerlos antes.

  • FILLERS O RELLENOS

Es una época perfecta, así como para los tratamientos con bótox, de hecho son una de las etapas de mayor demanda de estos tratamientos no quirúrgicos. Protección solar mientras haya morados o algo de inflamación y maquillajes bien cubrientes.

Ana Miralles

2.- AUMENTO MAMARIO

Junto a algunas cirugías faciales es la más solicitada en estos meses, pues tiene un postoperatorio relativamente corto (2 semanas sin hacer esfuerzos importantes y pocos días de vendaje, que luego se sustituye por un sujetador deportivo) y es habitual aprovechar las semanas de vacaciones para ello. Esquematizando lo máximo posible, las pautas para reanudar actividades (veraniegas) serían éstas:

– Tras una semana, os podéis duchar y mojar la cicatriz, haciendo alguna cura bien sencilla que os indicará vuestro cirujano. Playa o piscina aún no, ni deporte, ni tampoco conducir. Sujetador deportivo día y noche.

– A los 15 días, si va todo bien, podréis conducir, pero aún nada de deporte, sí pasear en terreno no accidentado, incluso se permiten largas caminatas. Debéis seguir con el sujetador deportivo, no vale otro, y es pronto para playa y piscina, de forma que si bajáis lo mejor es que no os bañéis pues deberíais cambiaros el bañador mojado enseguida. Mucho cuidado con el sol, pues os podríais quemar con mucha facilidad en el pecho, aunque no os diera en la cicatriz, pensad que la piel estirada y aún algo inflamada de todo el pecho es muy sensible al sol, así que tapadas o con un fotoprotector de mínimo 50 IFP.

– A las 3 semanas iréis retomando actividades, podréis estar un rato en la playa o la piscina, con muchísima protección en todo el pecho (y nada de top less este verano) y con un bikini o bañador deportivo que sujete muy bien el pecho (a mí me gustan los bikinis surferos, más firmes que los otros); si la cicatriz no está muy firme intentad no tener ropa mojada mucho tiempo. En cuanto al deporte me temo que seguimos sólo con las caminatas, o algo de abdominales o bici estática con poca resistencia (así que las enganchadas al deporte resistid un poco más). Aún no debéis usar otro tipo de sujetador que no sea el deportivo, salvo algo muy excepcional y muy pocas horas, siempre sin aros. Y hasta el mes sujetador día y noche

– Al mes, si va todo bien, abriremos más la mano con las prohibiciones. Así, podréis empezar a dormir sin sujetador, salvo que estéis más cómodas con él, y podréis usar, a ratos o para arreglaros un poco más, otros tipos de sujetadores, preferiblemente sin aros y sobre todo sin refuerzos ni push up, pero sí firmes. Playa y piscina sin problema, siempre que sigáis protegiéndos muy bien la piel de todo el pecho con fotoprotectores bien altos y muy especialmente la cicatriz para que no se os pigmente con el sol. Podéis empezar a hacer más deporte, al fin, siempre que no englobe ejercicios vigorosos con los brazos, como correr, bici estática, ejercicios de piernas, pero no de pelota ni pesas ni natación (sólo un poquito en la playa o piscina, algo mínimo). Ya sabéis que al mes aún no está el resultado definitivo (esa paciencia que tanto os falta… recordad que son meses, en plural, para ver el resultado final), pero sí que os sentiréis ya bastante recuperadas y notaréis bien la diferencia y disfrutaréis, incluso este primer verano, de vuestro nuevo aspecto.

Ana Miralles

3.- OTRAS CIRUGÍAS DE CONTORNO CORPORAL: LIPOSUCCIÓN Y ABDOMINOPLASTIA

Decididamente no es la mejor época, aunque muchas pacientes, especialmente en el caso de las abdominoplastias, recurran al periodo de vacaciones para esta cirugía, que requiere 3-4 semanas para su recuperación y la vuelta a la actividad laboral. Tendréis que usar una faja compresiva unos dos meses, que limita mucho la vida típica veraniega (ir a la playa o piscina a diario). En el caso de las liposucciones a las 3-4 semanas podríais quitaros la faja un rato para bañaros (en la playa o piscina, se entiende, ducharos en casa desde el día siguiente) siempre que no tengáis aún morados y con protección total del sol si queréis evitar que os salgan manchas en las zonas operadas. Si os habéis hecho una abdominoplastia podréis también quitaros un rato la faja para bajar a la playa, mejor con bañador para evitar el sol, pero en cualquiera de estas cirugías recordad que es fundamental llevar todo el tiempo prescrito la faja bien apretada día y noche, así que quitárosla sólo ratos. Tras una liposucción podréis retomar deporte suave tras 1 semana, intensificando a las 3-4 semanas. Y, si os habéis hecho una abdominoplastia, casi nada de deporte, salvo caminar pasadas 3-4 semanas. No es la mejor época si queréis un verano típico, la verdad, salvo que la escojáis para aprovechar las vacaciones.

Ana Miralles

Espero que estas pautas os ayuden, pero por favor no olvidéis consultarlas a vuestro cirujano, pues cualquier incidencia las va a cambiar Y recordad que cada paciente tiene un postoperatorio distinto, al igual que vuestras cirugías. Ya sabéis, esto es biología, no matemáticas, nada es exacto ni igual cuando de cuerpos humanos se trata.

*Ilustraciones de Ana Miralles

DRA. MARITINA MARTINEZ LARA
Médico especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora
www.doctoramartinezlara.com

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*