Consejos para recuperar el cuerpo después del embarazo

Soy cirujana plástica, de forma que mis consejos van dirigidos a las mujeres que tras ser madres desean recuperar su figura, especialmente me refiero al aspecto de sus senos y su abdomen, una vez que se han recuperado del parto o la cesárea si se precisó.

Lo más determinante en cuanto a cómo quedará el cuerpo tras la gestación es el peso que se haya ganado en ésta (los ginecólogos siempre recomiendan no exceder los 9-10 kilos), seguido de la actividad física mantenida durante el embarazo, factores ambos que podemos controlar pues sólo dependen de nosotras. Pero hay en cambio otros en los que no podremos influir, como son el tipo de piel (que depende de la edad y de la genética), la evolución del embarazo y la necesidad eventual de hacer reposo por algún problema en el mismo, la posibilidad de un embarazo múltiple… Pues bien, dado que aunque en algunos factores no podamos influir pero en otros sí, es ahí donde debemos insistir, mediante una serie de medidas sobradamente conocidas, como son cuidar la dieta (de verdad que no hay que comer por dos, ni estar embarazada justifica dejarse llevar todo el tiempo por caprichos en las comidas), aumentar los kilos imprescindibles, hacer deporte o ejercicio en la medida adecuada a nuestro embarazo y según evolucione éste y cuantos meses sea posible, cuidar la piel hidratándola bien, usar un buen sujetador…. Estas medidas no sólo contribuirán a que nuestro cuerpo cambie sólo lo imprescindible que tenga que cambiar, sino que ayudarán a la salud de la embarazada y del bebé, a un embarazo y un parto menos complicado o con mejores condiciones físicas, y por supuesto una mejor y más rápida recuperación.

embarazada

Y una vez que se ha dado a luz y estáis bien recuperadas del parto las primeras medidas son cuidar la dieta y comenzar a hacer ejercicio. No voy a indicar aquí plazos para retomarlo, pues esto es algo que debéis consultar a vuestro ginecólogo, dependerá del tipo de parto, si natural o con cesárea que exige más tiempo para iniciar la actividad deportiva, o si ha habido alguna incidencia o complicación. Insisto, esto es muy individualizado, y debéis consultar vuestro caso concreto a vuestro ginecólogo.

La cirugía plástica sólo tiene su sitio una vez que habéis recuperado el peso (por completo, pues quiero aclarar que la cirugía de contorno corporal como la que nos ocupa aquí exige que los pacientes estén en su peso al intervenirse y que lo mantengan si no quieren malograr los resultados, es imprescindible) y sólo si tras dieta y ejercicio físico no mejoráis como deseáis. Pero ¿a qué llamamos una pauta adecuada de dieta y actividad física?

gisele-bundchen

  • DIETA

Ojo con las dietas estrictas, estamos recuperándonos de un embarazo o incluso estemos aún con la lactancia, la dieta debe ser bien sana y cuidada, por lo que nos olvidaremos de dietas milagro, incompletas o con suplementos artificiales. No nos saltaremos comidas, y daremos prioridad a alimentos frescos como frutas, verduras, hortalizas, así como a cereales, frutos secos, semillas… Siempre alimentos saludables, sin saltarse comidas y sin prisas, sobre todo si estáis en la lactancia, podéis adelgazar despacio y alimentar bien a vuestro bebé.

  • EJERCICIO FÍSICO

Lo más importante, sólo comenzar cuando el ginecólogo os lo permita, y nada de comenzar de forma brusca si queremos evitar problemas. En principio, si habéis hecho ejercicio a lo largo del embarazo y tuvisteis un parto vaginal no complicado, podríais retomar la actividad bien pronto, en pocas semanas comenzando con prudencia. No os agobiéis ni forcéis la actividad, simplemente dar largos paseos con vuestro bebé las primeras semanas será muy efectivo, o si tenéis poco tiempo (que es lo habitual, los bebés dan poca tregua…) podéis seguir alguna tabla o entrenamiento en vídeo para hacer en casa, suelen ser cortos, de unos 30-45 minutos y eso sí se puede compaginar con los ratitos de sueño del bebé (al menos eso es lo que yo hacía, y de verdad son muy útiles si no hay tiempo para salir a correr o para ir al gimnasio). Otras actividades que son perfectas, durante y tras el embarazo, son el yoga y el pilates, donde se pueden hacer entrenamientos muy específicos. Poco a poco, según os encontréis y evolucionéis, id intensificando la actividad, si vuestros niños os dejan tiempo, claro.

  • LA CIRUGÍA PLÁSTICA

Más de un tercio de nuestras cirugías están relacionadas con la recuperación tras los embarazos, y es que tantas veces es imposible sin cirugía volver al aspecto inicial. Algunas mujeres sólo con un embarazo (especialmente lo veo en embarazos en chicas muy jóvenes, donde la piel tan tensa en esa edad responde llenándose de estrías tanto en pecho como en abdomen, mucho más que en mujeres con algunos años más) precisarán la cirugía si quieren que su pecho o su abdomen vuelva a su aspecto inicial, otras en cambio se recuperan muy bien y tienen pequeñísimos cambios incluso tras varios embarazos.

Aunque en otro post hablaré de estas cirugías (el mommy makeover de los americanos, es decir, cirugía para recuperación tras la maternidad, pecho y abdomen en una sesión quirúrgica), sí aclararé algunos puntos:

No es recomendable ni útil ni eficaz hacer una abdominoplastia al tiempo de la cesárea. El abdomen está hiperdistendido, es imposible calcular el exceso de piel ni cuánto debemos tensar los músculos, y sólo puede añadir complicaciones a la cesárea. Asé que no, no es buena idea, no hacemos abdominoplastias al tiempo de las cesáreas.

- No es buena idea tampoco operaros durante los meses de baja maternal, habitualmente 4 meses. No os da tiempo en este plazo a recuperar peso y tono muscular, es casi imposible que tan pronto estéis en condiciones. Como mucho alguna liposucción (¡no en abdomen, es muy peligroso con los músculos aún débiles!) si no habéis cogido mucho peso, pero no una cirugía mamaria ni una abdominoplastia. Tenéis que esperar a estar en condiciones, y son muy pocas las mujeres que en tan poco tiempo se han podido recuperar tanto, creedme (alguna top model, supongo, pero no me lo creo mucho). De forma que debéis hacer caso al cirujano al que consultéis, y si os dice que aún no estáis en condiciones es que no lo estáis, si queréis que la cirugía sea efectiva y con los mejores resultados.

DRA. MARITINA MARTINEZ LARA
Médico especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora
www.doctoramartinezlara.com

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*