Cirugía plástica después del embarazo

O el Mummy Makeover de los americanos

Este término se refiere al conjunto de cirugías que buscan reparar las secuelas de los embarazos, centrándonos especialmente en pecho y abdomen. En el post anterior hablé de cómo recuperarnos lo mejor posible tras la maternidad, pero tantas veces a pesar de recuperar el peso y una actividad física adecuada el cuerpo no vuelve a ser lo que era… Siendo estricta, un cirujano plástico nunca os garantizará que quedareis igual que antes, pues es algo imposible, pero sí que podemos hacer mucho por mejorar el aspecto de vuestro cuerpo.

Lo primero, tenéis que esperar varios meses tras dar a luz. Hay órganos como el corazón, el hígado o los riñones que necesitan mínimo dos meses para recuperarse, de modo que no es sólo cuestión de perder peso. Y si estáis dando el pecho, mínimo esperaremos dos meses también tras acabar la lactancia. Pero, si después de esperar el tiempo necesario, haciendo dieta y actividad física, vuestro pecho o vuestro abdomen realmente acusan los efectos de la maternidad, entonces sí será el momento de consultar a un cirujano plástico.

olivia-wilde

¿Debéis esperar a no tener ya más embarazos? Es la pregunta usual y lógica, y la respuesta depende de qué queráis que se os corrija y en qué estado está o qué técnica requiera. Me explico, el embarazo especialmente afecta a estas tres áreas corporales:

PECHO

Es casi imposible que no se vea modificado, y la situación puede variar de una simple hipoplasia o pérdida de volumen que deje un seno vacío, a diferentes grados de flaccidez y caída (o ptosis, que es la palabra técnica que nosotros manejamos). O la situación contraria en mujeres con algún grado de hipertrofia mamaria, que bien pueden ver su pecho más vacío y caído, o bien más grande y más caído. La cirugía variará desde la corrección sólo con implantes si la ptosis es mínima o inexistente, hasta las mastopexias (elevación mamaria) con o sin prótesis asociada, o incluso una reducción mamaria en el tercer caso.

ABDOMEN

Obviamente es lo que más se ve afectado. El estado en el que quedará depende muchísimo del peso cogido en el embarazo, pero también del tipo de piel (en mujeres muy jóvenes con pieles usualmente muy firmes es habitual que aparezcan muchas estrías), del número de embarazos, de si fue embarazo simple o gemelar (o múltiple), del grado de actividad física antes, durante y después de la gestación… El aspecto del abdomen vendrá determinado por el grado de debilidad muscular (diástasis de músculos rectos, hernias umbilicales o epigástricas…), del grado de flaccidez o exceso cutáneo o atrofia dérmica (estrías, adelgazamiento cutáneo) y de la mayor o menor presencia de depósitos de grasa. Y, por supuesto, de la presencia de cicatrices de cesárea, horizontal o vertical. El planteamiento quirúrgico se hará en función del estado de estas tres estructuras: músculos, piel y grasa, de forma que solamente os plantearemos una liposucción si sólo tenéis exceso de grasa pero hay buen tono muscular y buena piel con poca flaccidez o exceso. Si hay que corregir la debilidad muscular y quitar o estirar la piel, entonces únicamente una abdominoplastia lo va a corregir, una liposucción no serviría aquí para nada (no como técnica aislada).

MUSLOS Y CADERAS

Es frecuente la acumulación y exceso de grasa en estas zonas. Si habéis vuelto, o casi, a vuestro peso, y si por más actividad física y buena alimentación que hagáis no lográis resultado, sí que será el momento para una liposucción, pero recordad que nunca es una alternativa a lo otro (dieta, ejercicio…) y nunca es una cirugía para adelgazar (perder kilos en conjunto) sino para remodelar zonas concretas, ¿de acuerdo?

 

alessandra ambrosio

Volviendo entonces a la pregunta de en qué momento debería hacerse, si es conveniente esperar a no tener más embarazos, contestaré entonces que según la cirugía que necesitéis, muy especialmente si precisáis una abdominoplastia. No os debéis hacer una abdominoplastia si tenéis planeados nuevos embarazos, simplemente porque los resultados se van a malograr y podéis volver a estar como antes de operaros. Tampoco os recomendaría una mastopexia si los planes de nuevos embarazos son a corto plazo, pero si es algo que no descartáis pero no muy pronto, creo que no es mala idea que disfrutéis desde ya de un pecho mejorado si éste os acompleja como para consultarnos. Sin problema si simplemente se os va a poner una prótesis, pues aunque tras otro embarazo se os puede vaciar un poco el pecho, pensad que si lo teníais pequeño (sin prótesis) no hay mucho riesgo de que caiga o que quede mucho más vacío, los cambios no serán muy grandes y no siempre conllevarán querer volver a operaros. Y, por último, sin problema os podéis hacer una liposucción si ésta estaba indicada, pero recordar que sólo se logran resultados permanentes si hay pocos cambios de peso y os cuidáis bien.

¿Es posible combinar varias cirugías? ¡Por supuesto que sí! Y es algo que hacemos habitualmente, en especial la combinación de pecho y abdomen (el nip tuck americano), es decir, aumento mamario, o mastopexia o reducción mamaria, junto a abdominoplastia, siempre que vuestro estado de salud lo permita, obviamente. O bien abdominoplastia y liposucción en miembros inferiores. Es lógico ofreceros que asociéis cirugías pues no es fácil con niños pequeños encontrar el momento para una operación y sobre todo para su postoperatorio. Son cirugías largas, que pueden prolongarse 5-6 horas, con 1-2 días de estancia en hospital (siempre en hospital y con cirujanos plásticos con un título de verdad, asesoraos siempre bien que es vuestra salud lo que os jugáis…), tenéis que prepararos muy bien antes de la cirugía y organizaros para un postoperatorio de 3-4 semanas, sin hacer esfuerzos físicos importantes, sin retomar el trabajo, así que necesitaréis ayuda para vosotras y especialmente con vuestros hijos. Pero es un solo postoperatorio. Y vale la pena, pues aunque no pretendamos ser como esas celebrities que lucen tan espectaculares a los pocos meses, podemos ser muy buenas madres y que no nos dé igual nuestro cuerpo, ¿no?

DRA. MARITINA MARTINEZ LARA
Médico especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora

www.doctoramartinezlara.com

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*