Pon un antivibrador en tu raqueta

Llevo practicando tenis desde pequeña y una vez que he ido creciendo y mejorando mi juego, he aprendido que hay un elemento esencial en una raqueta, el antivibrador. Como su propio nombre indica, los antivibradores tienen el objetivo de evitar o disminuir las vibraciones en las cuerdas de la raqueta en el momento de golpear la pelota.

Pon un antivibrador en tu raqueta

¿Nunca has visto uno? Son pequeños aparatos de goma o de plástico, depende del tipo de antivibrador, que te servirán para reducir al máximo las vibraciones nocivas. Estas vibraciones se producen cuando el golpe no es centrado del todo, es decir, cuando la bola golpea cerca del marco de la raqueta.

En el tenis tanto profesional como de aficionados, la mayoría de los golpes que se dan no son centrados, con lo cual es un invento muy eficaz siempre que juegues al tenis.

Solo está permitido el uso de un antivibrador en la parte inferior de la raqueta antes de que aparezcan las primeras cuerdas horizontales.

Tipo de antivibradores

Existen muchos tipos y modelos de antivibradores para tu raqueta. Algunos son de botón, otros de gusano y otros son más alargados.

Te recomiendo el modelo tipo botón si tienes un buen nivel de tenis, ya que si das los golpes muy centrados, el antivibrador saltará con relativa facilidad. Son los más llamativos para los niños, ya que tiene multitud de formas y de colores. El modelo se llama de botón por la forma que tiene redonda y tiene que ser de un tamaño muy pequeño para que se pueda colocar entre las cuerdas.

El siguiente tipo de antivibrador es el modelo gusano y se coloca entrelazado en las cuerdas de punta a punta del marco de la raqueta, pero siempre por la parte inferior de esta. El modelo gusano lo utilizan mucho los jugadores que tienen alguna lesión o jugadores que tienen menos nivel a la hora de jugar al tenis, ya que es difícil que como en el modelo anterior el antivibrador salte de las cuerdas.

El tercer modelo que existe es el antivibrador alargado, este antivibrador no llega hasta el final de las cuerdas, es decir, se coloca más centrado que los otros dos modelos. Es el más polivalente de los tres modelos que te he comentado.

Evita lesiones y un golpeo mejor de la pelota

Este artilugio sirve entre otras cosas para evitar lesiones como el codo de tenista. Tiene múltiples beneficios a la hora de perfeccionar tu juego como es pegar con mayor suavidad a la pelota. Esto se traduce en tener mayor control del golpe y mayor precisión.

Si todavía no has probado a jugar con un antivibrador en tu raqueta, haz la prueba y ¡notarás la diferencia!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*