Tipos de candados para el gym: ¡entrena tranquilo!

Mientras estás entrenando en el gimnasio, tienes que dejar tu ropa en una taquilla para luego cambiarte y seguramente te ha tocado llevar tu propio candado para cerrarla. Si alguna vez has ido al gimnasio, sabes de lo que te estoy hablando, ¿verdad? Hay muchos tipos de candados y quiero hablarte de cada uno de ellos para que elijas el que más te convenza y tus objetos estén a buen recaudo.

Tipos de candados para el gym: ¡entrena tranquilo!

Puede servirte con el tradicional candado de llave

Dentro de los candados, el más habitual es el que se cierra manualmente y se abre con una llave. Suele ser el más escogido porque los puedes encontrar en prácticamente cualquier sitio. Sin embargo, tiene una pega importante: si pierdes la llave, será muy complicado que consigas abrir de nuevo el candado.

Por eso, si eres una persona despistada y con tendencia a perder las cosas, te recomiendo que optes por un sistema en el que no necesites nada externo para abrirlo. Por ejemplo, te propongo el candado de sistema de combinación, es decir, el candado se abre y se cierra con una contraseña que tú escojas y solo con ella.

Puedes elegir la combinación que quieras, pero procura que sea un número que seas capaz de recordar con facilidad. Los números se introducen girando una serie de ruedas en las que hay números del 0 al 9. Estos candados traen una combinación de fábrica, pero tú la puedes modificar como quieras. Una cuestión importante es que, una vez que cierres el candado, muevas las ruedas de manera aleatoria para que no se quede marcada tu contraseña.

Hay sistemas algo más sofisticados

Además de los anteriores, hay otro tipo de candados que son algo más elaborados. Por ejemplo, el sistema de candado alfa-numérico, que es muy parecido al de combinación pero, en lugar de introducir una serie de números, se combinan números y letras, lo que te permite un nivel de seguridad más alto. El modo en que se pone la clave es idéntico al de combinación tradicional.

Un sistema un poco más avanzado que estos es el de combinación rápida, en el que no tienes que memorizar números ni letras, sino simplemente movimientos. Es similar a los sistemas de seguridad estándar de los móviles. En este caso, la manera de abrir el candado es a través del movimiento de un sistema de palanca que se desplaza en cuatro direcciones (izquierda, derecha, arriba y abajo). Puedes elegir el número de movimientos que quieras y la combinación que desees.

Ahora que ya conoces todos, debes saber que no existe un candado ideal para el gimnasio, todo dependerá de ti y del que más cómodo te resulte. ¿Con cuál te quedas?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*