¿Por qué los niños deben practicar vela?

El otro día Amaia vio por la televisión cómo varios deportistas practicaban vela y se quedó embobada. Así que he pensado que si este verano vamos a la playa, me informaré para ver si hay algún cursillo para que aprenda y se divierta durante las vacaciones.

Apunta a tu hijo a clases de vela

Dicen que es muy fácil y divertido, sobre todo para los más pequeños de la casa, que se convierten en “pequeños piratas”. Al principio, los niños suelen ir en embarcaciones con más gente para que aprendan las nociones básicas y, más adelante, ya les dejarán en parejas o ellos solos.

Durante estas clases, los niños aprenderán las partes del barco, los vientos, a manejar las velas… Después de tener todos estos conceptos claros, los niños aprenderán las principales maniobras y rumbos para más tarde empezar a navegar por su cuenta.

Beneficios de practicar vela

Que los niños practiquen vela desde pequeños les ayudará y les aportará multiples beneficios como, por ejemplo, aprender a trabajar en equipo y el valor del compañerismo. El contacto con el mar es muy estimulante y les ayudará también a tener más seguridad en ellos mismos y a apoyarse en los demás cuando les haga falta. El niño aprenderá a tomar decisiones y a ser responsable de sus actos.

Otro aspecto que les suele motivar también de este deporte es que tanto los niños como las niñas compiten por igual, es decir, no existen categorias y se ven motivados para salir con sus amigos a practicar vela.

Un deporte de superación y para toda la familia

Las regatas suelen constar de varias mangas y en cada una de ellas todos empiezan desde la misma línea de salida. Habrá ocasiones en las que no les salgan las cosas como quieren, lo que les ayudará a afrontar sus errores y a asumir el fracaso, pero sobre todo a poner soluciones a esos problemas, es decir, a remontar y superarse en cada carrera.

Y lo mejor de todo es que si compartes la misma afición que tus hijos, puedes salir a navegar con ellos y así realizaréis una actividad al aire libre todos juntos.

¡Qué ganas de ir al mar!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*