Técnicas para que los niños mejoren su velocidad

Hay algunas cualidades que son innatas en los niños, mientras que otras conviene entrenarlas con frecuencia para no perderlas. Un ejemplo claro es la velocidad. Algunos niños nacen con una mayor predisposición para correr muy rápido sin apenas entrenarlo, pero la mayoría necesitan realizar ejercicios o practicar deportes que les ayuden a mejorar su velocidad. A continuación te doy algunos juegos y trucos que yo misma he practicado con mis hijos.

Técnicas para que los niños mejoren su velocidad

La motivación es muy importante

Antes de nada, debes saber que la velocidad es una cualidad que necesita entrenamiento y, por tanto, hay que dedicarle tiempo para conseguir mejorar. En los colegios se realizan muchas actividades con las que se busca que los niños estén activos y desarrollen algunas cualidades de manera progresiva. Para trabajar la velocidad, lo más habitual es organizar carreras en las que los niños compitan entre ellos, de manera que tengan una motivación para entrenar e intentar mejorar.

Sin embargo, ¡mucho cuidado!, debes estar atento para que la competición sea algo bueno y no una pelea entre los niños para ver quién es mejor que los demás. Normalmente, se forman equipos y se establecen unas normas. Por ejemplo, si se hace en una sala, hay que llegar a tocar la pared del fondo y volver. Una vez que llegas otra vez al lugar de salida, sale el siguiente compañero. Es lo que se llama carreras de relevos.

La colocación de los miembros del equipo tiene que ser adecuada, para que no haya mucha diferencia entre los que tienen que correr a la vez, de manera que pueda haber algo de igualdad entre ellos. Tienen que tomárselo como un juego en el que se lo pasan bien mientras mejoran su velocidad. Una cuestión muy importante es que varíes con frecuencia los ejercicios, para que los niños no se aburran.

Muchos deportes ejercitan la velocidad

¿Se te ocurre algún deporte en el que se entrene especialmente la velocidad? Los ejercicios de velocidad son algo muy frecuente en muchos deportes. No solo en el atletismo, en el que se entrena constantemente, sino también en deportes de equipo. Por ejemplo, en el fútbol se suelen realizar ejercicios de carrera en casi todos los entrenamientos, con el fin de que todos los jugadores vayan mejorando su velocidad. En los niños se suelen utilizar distancias no superiores a los 20 metros en cada ejercicio, con el fin de que no se agoten y puedan trabajar más tiempo.

Un aspecto muy importante a la hora de mejorar la velocidad es la postura corporal, de manera que también se debe trabajar sobre ella para conseguir el objetivo de que el niño corra más rápido.

Haz que tus hijos lleguen pronto a la meta, ¡entrena su velocidad!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*