Ayudar a los niños a mejorar el servicio en el tenis

Uno de los deportes individuales que más gustan a los niños es el tenis. Muchos de ellos sueñan con poder convertirse en el futuro en el nuevo Rafa Nadal. Cada vez empiezan más pequeños a practicar el tenis y tienen que aprender las cosas más importantes del juego desde el principio.

Ayudar a los niños a mejorar el servicio en el tenis

Si hay una cuestión importante a la hora de jugar al tenis es el saque o servicio.

El saque es la base del tenis

Más importante que aprender a pasar la pelota a la otra parte del campo es aprender a sacar, ya que un buen saque te puede dar muchos puntos. Para devolver la pelota existen varias técnicas que se pueden utilizar (el revés, el cortado, etc.) y aunque alguna se te dé peor será bastante sencillo que seas capaz de pasarla. El problema con el que se encuentran muchos jugadores es que no saben sacar correctamente. Por eso, es importante que tus hijos aprendan desde pequeños a sacar más o menos con garantías.

Ten en cuenta que en el tenis los jugadores se alternan a la hora de sacar, así que tu hijo tendrá que sacar muchas veces a lo largo de un partido. Cuanto mejor sepa hacerlo, más posibilidades tendrá. Sacar bien es algo complicado, pero las nociones básicas no son muy difíciles de aprender.

Hay varios aspectos clave

Una de las cosas más importantes a la hora de sacar es la manera en que se lanza la pelota al aire. Lanzarla demasiado alto o demasiado bajo afectará negativamente a tu saque. Por eso, una de las primeras cosas que tu hijo debe aprender es a calcular bien cómo lanzar la pelota. Cada uno tiene sus preferencias a la hora de sacar y, por eso, la elección de la altura de la pelota se aprende con la práctica, realizando muchos saques y probando qué funciona y qué no. La altura del jugador también influye en lo alto que hay que lanzar la pelota.

El objetivo del saque es transmitirle fuerza a la pelota cuando toca el campo del contrario y, para eso, el brazo tiene que estar totalmente estirado cuando la raqueta pega a la bola. Si no lo está, el saque tendrá pocas opciones de ser bueno. Por eso, tu hijo debe descubrir el momento exacto en el que su brazo está totalmente estirado para aprender a golpear la pelota en ese instante. Si lo consigue, mejorará mucho su servicio.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*