Haz una cometa con tus hijos

Recuerdo a la perfección la primera vez que mi padre me enseñó a volar una cometa. Me encantaban esas tardes en el campo averiguando por dónde iba a venir el viento para poder ver más tiempo ese trocito de tela que volaba tan bien.

Haz una cometa con tus hijos

Por eso, por ser de las mejores tardes de primavera que muchos hijos como yo hemos pasado junto a nuestra familia, quiero enseñarte a ti, que ahora eres el padre o la madre, cómo se hace una cometa para poder recuperar un trocito de tu infancia. ¿Y por qué no hacerlo con tus hijos?

Cómo hacer una cometa

Si de verdad quieres disfrutar con tus hijos, no le compres una cometa, ¡hazla con ellos! Ya verás lo bien que os lo pasáis. El primer paso es atar dos cañas con una cuerda en forma de cruz. El tamaño de las cañas determinará el tamaño de la cometa. Con un cuchillo o un cúter haz dos pequeñas muescas en los extremos de las cañas. Ata un trozo de cuerda de cometa dándole vueltas en el extremo y llévalo sin cortarlo a los otros tres extremos de las cañas formando un cuadrado.

El siguiente paso que debes hacer es recortar un cuadrado de papel o tela un poco más grande de la estructura de las cañas que habéis creado y pegarlo plegando el papel o tela que sobre por las cuerdas. Lo siguiente que debes hacer es la decoración de la cometa. Es lo más divertido para los niños y le podéis poner flecos en los extremos, pintar el papel, colocar lana, etc.

¡Ya tenéis casi vuestra cometa! Solo necesitas atarle unos 10-15 metros de cuerda para poder tener distancia desde el suelo y esperar a que el viento os ayude a volarla.

Lo que significa para un niño volar una cometa

Para un niño jugar a volar una cometa es una de las actividades más divertidas y saludables que hay. Les motiva a correr, a desarrollar la paciencia en momentos que no hay viento, a fortalecer los huesos y sobre todo a estar en contacto con la naturaleza.

Si llegan los fines de semana con buen tiempo y no sabes a lo que jugar con tus hijos, prueba a volar una cometa y pasar un buen rato al aire libre. ¡No te arrepentirás!

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*