Apunta a tus hijos a natación sincronizada

Quién no se ha quedado fascinado viendo cómo se mueven con una tremenda agilidad las chicas de la selección de natación sincronizada… ¡Es fascinante!

Apunta a tus hijos a natación sincronizada

Recuerdo el último campeonato que televisaron. Mi pequeña y yo nos quedábamos embobadas viendo la televisión y como me temía, más temprano que tarde, hizo la pregunta: “¿Mamá me apuntas a natación sincronizada?”.

Y es que mi hija se apunta a cualquier deporte en cualquier momento, tienen una energía que resulta insaciable.

Un deporte sacrificado pero con una hermosa recompensa

Así que como la verdad es que a mí me encanta que se desfogue haciendo deporte, empecé a investigar algo sobre la natación sincronizada antes de apuntar a la niña, porque siempre he pensado que es un deporte muy duro en el que hay que hacer muchos sacrificios.

Hablé con una amiga que durante mucho tiempo compitió en la natación tradicional, porque era lo que más cerca tenía de ese mundillo y me aclaró mucho sobre los beneficios de este deporte.

Para empezar, me dijo que además de mejorar la condición física a niveles extraordinarios, ya que combina danza, gimnasia y natación, se acaba convirtiendo en un modo de vida.

El listado de beneficios que me enumeró fue el siguiente: mejora la fuerza corporal, elimina las tensiones, mejora la agilidad, mejora la resistencia, tonifica los músculos, mejora la coordinación, mejora la flexibilidad, mejora la circulación y mejora el sistema respiratorio, entre otros.

Es además un deporte espectacular, ver cómo realizan esas figuras imposibles en el agua haciendo acrobacias es sencillamente maravilloso.

Mejor empezar lo antes posible

Mi amiga Luisa también me comentó que si la niña quería practicar natación sincronizada no debía esperar más tiempo, porque como sucede en la mayoría de los deportes de este estilo es necesario que comiencen desde muy pequeñitos.

Es una buena opción si a tu hija le gusta el agua y acaba aburriéndose con la natación tradicional. No está mal que lo pruebe, si le gusta seguirá y si no a probar otro, pero siempre sin presionarles.

Yo ya estoy buscando algún polideportivo o piscina en el que impartan este deporte para apuntar a mi hija.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*