Conoce las múltiples ventajas de la cosmética natural

mascarilla facial

La cosmética natural es algo que parece haberse puesto de moda hace relativamente poco tiempo, sin embargo, la verdad es que lleva acompañándonos mucho más tiempo del que pensamos. Hace años, cuando aún no existían los avances científicos y tecnológicos con los que contamos hoy en día, las mujeres cuidaban su piel y su cabello con productos naturales, pero no por ello menos efectivos.

 

Hoy en día cualquier tienda cuenta con un apartado de cosmética donde se pueden conseguir los tratamientos más vanguardistas, no obstante, en la actualidad, lo más difícil es conseguir distinguir los productos realmente buenos para nuestro organismo de los que realmente solo son un compendio de sustancias químicas.

 

En este post hablaremos sobre las muchas ventajas que tiene el consumo de cosmética natural, como un complemento a nuestros productos habituales que, probablemente, cuidará mucho más de nuestra piel. Además, la cosmética natural, también se asocia con el cuidado del medio ambiente y el consumo responsable de los recursos naturales.

La alternativa a los productos químicos e industriales

Aunque es cierto que en las producciones químicas se produce mayor cantidad de productos con menor coste, lo cierto es que, finalmente, las usuarias, en lo que estamos ahorrando es en nuestra propia salud. Desde champús, hasta las pastas de dientes, todo está repleto de químicos que, aparte de incitar al consumo, crean una especie de barrera en nuestro cuerpo que casi nos “obliga” a seguir utilizándolos de por vida.

 

Por la contra, los productos de cosmética natural que se fabrican con aceites esenciales, plantas aromáticas, frutas, arcillas o sales no crean esa necesidad de consumo. Por lo tanto, sus efectos siempre serán mucho más efectivos.

Consumo responsable

Una de las ventajas más significativas de la cosmética natural es el estar relacionada con el consumo responsable de los recursos naturales. De esta forma, se cuida también el hecho de que, la mayor parte de la cosmética natural se fabrica, tanto con productos naturales como con comercio justo.

 

Agricultores y fabricantes reciben lo que merecen por cultivar y fabricar estos productos, y no se establece un sistema que desfavorece precisamente a quien produce la cosmética. De esta forma, se consigue una materia prima de calidad y unos procesos de fabricación ecológicos para el que producto alcance la mayor calidad posible.

Productos naturales y ecológicos

Por último, pero no menos importante, está el hecho de cómo son los cultivos desde donde se obtienen los productos que darán lugar a la cosmética natural. Por una parte, se suelen deshechar los cultivos de plantas transgénicas que está demostrado que no favorecen al medio ambiente, ni a la fauna y flora local.

 

Además, también se suelen utilizar productos de kilómetro cero (en la medida de lo posible), por lo que se elimina la barrera del transporte, reduciendo, al mismo tiempo, las emisiones de CO2.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*