Disfruta de tu piscina también en invierno con una cubierta telescópica

Captura de pantalla 2017-11-29 a las 9.34.50

Una de las desventajas que puede tener la maravillosa opción de contar con una piscina en casa, es que solo la podemos utilizar durante algunos meses del año. En la temporada de más frío las piscinas se suelen dejar de lado y, por lo general, suelen dar más problemas que alegrías.

Para todos aquellos que os morís de ganas de seguir disfrutando vuestra piscina exterior también durante los meses de invierno, hoy traemos buenas noticias. Las Cubiertas telescópicas han llegado para quedarse y hacernos disfrutar del agua, sea cual sea la temperatura ambiente.

En este post os hablaremos de qué son este tipo de cubiertas, para qué nos pueden servir y cuáles son sus principales ventajas, de las que nos podremos beneficiar en nuestra propia casa.

¿Qué son las cubiertas telescópicas?

Como ya dijimos, las cubiertas telescópicas son, básicamente cerramientos de piscina que nos permiten disfrutar de nuestra piscina exterior durante todo el año. Lo bueno que tienen este tipo de instalaciones es que durante el invierno cumplirán una maravillosa función y, en verano, nos olvidaremos de ellas. .

Las cubiertas telescópicas aíslan el frío dentro de la piscina y mantienen el agua a una temperatura muy agradable. De hecho, si instalamos una caldera, podremos disfrutar de agua caliente en nuestra piscina durante los meses más fríos.

Sus principales usos

Además de ser una opción bastante económica que puede solucionarnos muchos problemas, las cubiertas telescópicas son el perfecto aliado para los meses de frío. Actualmente, las empresas de cerramientos de piscinas ofrecen, básicamente, dos opciones de cubiertas: las cubiertas bajas y las cubiertas altas.

Las cubiertas bajas

Este tipo de cubiertas telescópicas son las más económicas y las más sencillas. Permiten cerrar la piscina de forma rápida y sencilla y, lo mejor es que no necesitan ningún sistema especial de montaje.

Las cubiertas altas

Estas cubiertas telescópicas son más altas, pueden llegar a media hasta un metro y medio y son ideales para conecta el interior de la casa con la piscina exterior. Además, sus paredes laterales suelen ser desmontables.

Ventajas de instalar una cubierta telescópica

Además de su ventaja principal, permitirnos disfrutar de la piscina exterior a pesar de que haga frío, las cubiertas telescópicas tienen muchas más ventajas. Son duda, cubrir nuestra piscina con una cubierta telescópica puede ser una de las mejores opciones que existen hoy en día.

Una de las ventajas más prácticas sería de cara a la garantizar la seguridad de los niños y las mascotas. Aunque estos jueguen o estén en el jardín, nunca habrá riesgos de que se puedan caer al agua de la piscina.

Además de todo esto, las cubiertas telescópicas reducen muchísimo el dinero invertido en el coste del mantenimiento de la piscina. Al estar tapada la piscina, las inclemencias meteorológicas y los demás factores que pueden hacer que la piscina sufra alguna complicación no tienen cabida.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*