Conoce los detalles del aumento de pecho con prótesis

thomas-griesbeck-317291-min

Cada año, miles de mujeres pasan por el quirófano para realizarse una intervención quirúrgica de aumento de pecho. Existen muchísimas opciones para realizar esta operación, pero una de ellas sería el aumento de pecho con prótesis.

Estas operaciones son, hoy en día, de desarrollo sencillo, con una recuperación rápida para los pacientes y con unos resultados que, en su mayoría, dejan muy satisfecho a quien se somete a ellas.

Para todas aquellas mujeres que estéis pensando en pasar por el quirófano para realizaros una operación de aumento de pecho, os recomendamos dos cosas: la primera sería leer más sobre el aumento de pecho con prótesis para conocer todos los pasos, los efectos y los resultados que podríamos obtener.

La segunda pasaría por acudir a varias clínicas hasta que encontremos una en la que verdaderamente nos sintamos cómodas y podamos pasar todo el proceso con los mejores cuidados y la mayor seguridad y tranquilidad.

La edad

Es cierto que, cada vez más, las chicas manifiestan el deseo de operarse los pechos desde que son muy jóvenes, incluso menores de edad. La verdad es que no hay una edad exacta a partir de la cual todas las mujeres pueden operarse.

Someterse a esta operación, más que una cuestión de edad, es una cuestión de desarrollo, tanto físico como psicológico. A partir de haber acabado su desarrollo físico, es decir, dos años después de que su número de calzado y su altura no hayan cambiado, cualquier mujer podría someterse a esta operación.

Sin embargo, la cuestión psicológica también es crucial. Cualquiera que se someta a esta operación debe ser consciente de que va a asumir un cambio radical y a largo plazo, lo cual supone además, una gran responsabilidad.

El posoperatorio

En general, la operación de aumento de pecho no tiene por qué ser una operación que conlleve mucho dolor. Se suelen presentar molestias en la zona entre los 3 y los 5 días siguientes a la operación.

Después de este tiempo, las pacientes solo deberían notar algunas pequeñas agujetas, un poco de hinchazón o un poco de presión en la parte del pecho. Para resumir, prácticamente al día siguiente de la intervención ya se podrán hacer movimientos con casi total normalidad.

Los médicos especialistas aseguran que entre siete y diez días después de la operación, quien se haya sometido a ella podrá tener una vida totalmente normal. Se puede volver, incluso, al trabajo. En cuanto al deporte, se tendrá que esperar, al menos, un mes para empezar a practicarlo de forma progresiva.

Los tipos de implantes

La elección de unos u otros implantes debe ser una decisión consesuada entre el cirujano y la paciente. Los precios varían mucho entre unos y otros implantes, por eso, es importante no ahorrar en ese sentido y utilizar los implantes de más calidad que haya en mercado.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*