Bandas elásticas: ejercicios para ponerte en forma

Un elemento que tenemos en el gimnasio pero casi nunca veo a alguien utilizándolo, son las bandas elásticas. Es posible que desconozcas su existencia o, con mayor probabilidad, que no creas que tengan mucha utilidad. Si es así, estás muy equivocado. Las bandas elásticas permiten trabajar prácticamente cualquier parte de tu cuerpo.

qué ejercicios hacer con bandas elásticas

Como las opciones son muy numerosas, te voy a explicar algunos de los ejercicios más comunes. ¡Para que te animes a probarlas!

Piernas y brazos

Un buen ejercicio para las piernas es realizar extensiones. Para ello, túmbate en el suelo e introduce el pie derecho en una de las agarraderas de los extremos de la cinta. Pasa la cinta por la planta del otro pie para tensarla y agarra el otro extremo de la cinta con la mano izquierda. Levanta la pierna derecha todo lo que puedas y realiza movimientos de flexión y extensión dejando la rodilla en un ángulo de 90º.  Haz una serie de 10 extensiones y cambia de pierna.

Para los brazos puedes trabajar los bíceps mediante flexiones. En este caso, comienza de pie y pasa la banda elástica por debajo de uno de tus pies. Sujeta una agarradera en cada mano. El movimiento es el mismo que harías en una máquina o con las mancuernas. Inicia el movimiento con los brazos totalmente extendidos hacia abajo y las palmas hacia arriba, y sube ambas manos a la vez, flexionando los codos, intentando que la cinta no se mueva y que los brazos suban paralelos. Después debes volver a la posición inicial lentamente.

Espalda y abdominales

¿Listo para ejercitar la espalda? Para ello puedes realizar el ejercicio de remo con las dos manos. En este caso, colócate sentado y pasa la banda elástica por la parte baja de algún objeto que sea muy difícil de desplazar (una máquina, una espaldera o algo similar) sujetando ambas agarraderas con las manos. Si no tienes nada con lo que engancharlo, puedes utilizar tus propios pies. Con los brazos extendidos, trata de llevarlos hacia tu abdomen y luego vuelve a la posición inicial lentamente. Es muy importante que mantengas la espalda recta en todo el ejercicio.

Para trabajar los abdominales voy a elegir la opción clásica del encogimiento. Para ello, asegura la cinta a la parte baja de algún objeto, como una máquina, y túmbate en el suelo doblando las rodillas y sujetando ambas agarraderas con tus manos. Dobla tu tronco manteniendo sujetas las agarraderas y baja lentamente. Es muy importante que mantengas los brazos extendidos mientras doblas el tronco.

¡Cuéntame los resultados!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*