Rescata la comba y ¡entrena con ella!

¿Te acuerdas cuando jugabas a la comba de pequeño? Pues hoy te presento a la cuerda como una posibilidad para mejorar tu condición física con muchos ejercicios. ¿Te atreves?

atrévete a ponerte en forma con una comba

Te puedes acordar de muchos juegos de cuando eras niño o puedes encontrar nuevos ejercicios de los deportes de contacto como el boxeo o el kick boxing. Además, si quieres hacer el entrenamiento con la cuerda más dinámico puedes escuchar música con altas pulsaciones por minuto, así te ayudará a superar los obstáculos de los ejercicios con mayor facilidad al llevar el ritmo. ¡No te aburrirás!

Quema grasa con la comba

La cuerda es un instrumento que te pude ayudar mucho a quemar calorías. Puedes saltar de una gran cantidad de maneras: con los pies juntos, alternándolos, movilizando la cintura o cruzando los brazos. Lo importante es que practiques durante un buen rato y ya verás como empiezas a notar los resultados rápidamente.

Y no solo eso, sino que con todos estos ejercicios vas a mejorar notablemente tu condición física y fortalecerás tus abdominales y tus extremidades del tren superior e inferior.

Otra de las ventajas de la comba es que no tienes por qué practicarlo en el gimnasio, también puedes entrenarte con ella en casa o en la calle.

Ejercicios con comba

Te propongo un salto con comba para que puedas empezar a entrenarte: el criss cross. Para realizarlo, deberás comenzar con la cuerda detrás de los pies.

En el momento en el que la cuerda vaya a pasar por encima de tu cabeza, deberás cruzar los brazos. Tu mano derecha se encontrará en tu cadera izquierda y tu mano izquierda se encontrará en la cadera derecha. Una vez que la cuerda haya pasado por encima de tu cabeza, deberás descruzar los brazos y continuar con un salto normal. Cada vez que saltes, deberás realizar el cambio de brazos.

Un ejercicio un poco más avanzado es el jogging point. Para realizarlo, también debes situar la comba detrás de tus pies y deberás ir saltando cada vez con una pierna, es decir, deberás ir alternando las piernas, como si estuvieras corriendo.

Y es que saltar a la comba tiene una infinidad de combinaciones que puedes inventarte, ¿se te ocurre alguna?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*