Cómo ejercitar correctamente el trapecio

La espalda es una de las zonas que mayores problemas suele dar a la mayoría de las personas. Seguro que conoces a alguien, incluso tú mismo, que ha sufrido algún dolor de espalda por diversos motivos.

Ejercita correctamente el trapecio

Es una parte del cuerpo que está compuesta por una gran cantidad de músculos y, por tanto, conviene trabajarla adecuadamente para evitar que se produzcan desequilibrios que puedan derivar en diversas molestias o dolores. Uno de los músculos que componen la espalda es el trapecio. ¿Lo conoces?

Se sitúa en la parte alta de la espalda

Si realizas un trabajo de oficina en el cual tienes que estar mucho tiempo sentado delante de un ordenador o revisando documentos, seguramente habrás notado más de una vez que empieza a dolerte la zona de los hombros y la nuca. El motivo de tu dolor es que se te ha sobrecargado el trapecio. Este músculo se extiende desde la parte posterior del cuello y abarca toda la zona de los hombros. Su función principal es la de facilitar la elevación de los hombros.

Debido a que es una zona que suele dar bastantes problemas, existen varios ejercicios que puedes realizar para fortalecerlo y evitar, en la medida de lo posible, que aparezca dolor.

La postura es importante

Un buen ejercicio para trabajar el trapecio es el encogimiento de hombros con mancuerna. La postura a la hora de realizar el ejercicio es fundamental para que sea efectivo. Debes situarte de pie con los brazos relajados a ambos lados del cuerpo y sujetando la mancuerna. Las palmas de las manos deben de estar mirando hacia el cuerpo y el ejercicio consiste en elevar los hombros lo máximo que puedas sin forzarlos. Debes contraer la zona del abdomen mientras estás realizando las ascensiones de hombros.

También debes controlar la respiración a la hora de ejecutar el ejercicio. La forma correcta de respirar es inspirando cuando bajas los hombros y expirando cuando los subes. Es importante que te asegures de trabajar concretamente la zona del trapecio y no otra, de manera que notes que es este músculo el que está realizando el esfuerzo.

Otra cosa que puedes hacer para evitar que tu trapecio no se sobrecargue con facilidad es cuidar la postura que tienes delante del ordenador mientras trabajas. ¡Es muy importante! Te aconsejo que regules la altura de la silla y de la mesa, así como controlar la distancia que mantienes con el teclado. Además, intenta mantenerte erguido cuando estés sentado.

¡Verás cómo notas la diferencia!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*