No te obsesiones con mejorar tu aspecto físico

¿Estás harto de observar cómo la publicidad te inunda de caras y cuerpos bonitos? ¿De la perfección en personas que realmente han sido modificadas con programas de ordenador? ¿O de la gente que dedica las 24 horas del día a cuidar su aspecto porque es su trabajo?

No te obsesiones con mejorar tu aspecto físico
¡Desengáñate! Muchas de las personas que aparentemente son tan perfectas se sienten incómodas con su físico e incluso odian su propia imagen. También son mortales. Es aquí donde aparecen los problemas, la obsesión por ese canon de belleza que tanto se busca y por mantener impoluto su aspecto. Estoy cansado de verlo a diario en el gimnasio.
Hoy he estado reflexionando sobre esto y he llegado a una conclusión: ¡basta ya de obsesionarse! Cada persona es única, y lo es porque todas sus virtudes y defectos hacen que sea de una determinada forma, de una forma que solo podrá ser esa persona, porque no hay nada más bonito en el mundo que ser uno mismo y quererse tal y como es.

Cánones de belleza, variables con el tiempo

Este modelo de belleza es posible que alguna vez te haya hecho perder la cabeza en menor o mayor medida. Pero ¿te has fijado en cómo ha cambiado el modelo de belleza a seguir? Si ahora buscamos ser altos, delgados y con piel morena, hasta hace relativamente pocos años era todo lo contrario. Se llevaban las personas anchas y con piel muy blanca… Curioso, ¿verdad?
Con esto no quiero hablar de lo que es más sano (ya que igual de malo es pertenecer a ambos extremos), sino a lo que puede llegar a cambiar la moda en unos años. Y es que es solo eso, ¡una moda!, y por ello no hay que seguirla al pie de la letra.
Porque solo te tienes que fijar en lo que es sano para ti, mantener tu peso e IMC ideal, sin pasarlo pero tampoco bajarlo por obsesión.

Recomendaciones para evitar la obsesión por tu peso

Lo más típico en esta obsesión de belleza es recurrir tanto al deporte excesivo como a dietas milagrosas que no son supervisadas ni por médicos ni nutricionistas. ¡Ni lo pienses! Si de verdad necesitas bajar peso, debes recurrir a un especialista para que te ayude, no intentes hacerlo solo, porque podrá tener consecuencias negativas. Pero tampoco intentes matarte en el gimnasio, no obtendrás buenos resultados, es mejor ir despacito y con buena letra.

No te obsesiones, puedes mejorar tu autoestima con ayuda, pero no hagas auténticas locuras, porque solo tú sabes cuánto te estás forzando y cuándo deberías parar de hacer ejercicio.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*