¿Alguna vez has visto la tela acrobática o la danza aérea?

Hay que ver cómo se ha puesto de moda en los últimos años el baile para practicar ejercicio, ¿verdad? Las combinaciones cada vez son mayores y lo cierto es que las clases por las que la gente pregunta más cuando viene a pedir información son las que están relacionadas con algún tipo de baile. Sin embargo, existen muchas modalidades de baile y hoy quiero presentarte una bastante llamativa: la danza aérea o tela acrobática. ¿Has oído hablar de ella alguna vez?

¿Alguna vez has visto la tela acrobática o la danza aérea?

Conviene diferenciar algunas cuestiones

Aunque ambas disciplinas tienen bastantes semejanzas, no son lo mismo. La tela acrobática se practica, sobre todo, en espectáculos de circo (es una de las especialidades del Circo del Sol). Las personas que lo realizan están suspendidas en el aire por unas telas y se descuelgan de ellas mientras hacen diferentes bailes y acrobacias. ¡Un espectáculo digno de ver!

Un aspecto importante es cómo se monta la tela, ya que en función de la forma en que se haga, los movimientos que podrá hacer la persona que está enganchada en ellas serán unos u otros.

Por su parte, la danza aérea se originó como una mezcla de danza y diferentes acrobacias del circo. Los movimientos se realizan mientras estás suspendido en el aire enganchado a un arnés. En ambos casos existe una coreografía perfectamente estudiada y ensayada.

Un aspecto curioso es que existe una variante de la danza aérea que se conoce como danza vertical y que se diferencia de esta en que los movimientos, en lugar de realizarse  en el aire, se hacen apoyándose en la pared de un edificio. En este caso también estás suspendido en el aire enganchado a un arnés.

Todavía son muy novedosas

Estas disciplinas tienen pocos años de vida y todavía no se ofrece en muchos gimnasios o centros deportivos. Por ello, tendrás que buscar con calma algún lugar en el que se den clases de este tipo.

Obviamente, una cuestión fundamental a la hora de querer practicarlas es no tener vértigo, ya que estarás suspendido a una altura considerable durante los entrenamientos.

Estos deportes unen perfectamente el espíritu de la danza con unos ejercicios en los que la fuerza y la flexibilidad se trabajan constantemente. Estos ejercicios son ideales para aprender a controlar tu cuerpo y ser capaz de realizar movimientos cada vez más complejos gracias a la libertad que te da estar suspendido en el aire.

Si te gusta la danza y no le tienes miedo a las alturas, prueba la danza aérea, una experiencia única sin lugar a dudas.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*