¡Practica full contact!

La rutina es uno de los peores enemigos del gimnasio. ¡Hazle frente! Más allá de los entrenamientos con pesas y máquinas, existen varias actividades que puedes realizar para salir de la rutina. Por ejemplo, puedes combinar algunas clases grupales con el entrenamiento.

¡Practica full contact!

Sin embargo, hay personas que no encuentran una clase que les convenza del todo. Si ese es tu caso, quiero proponerte una alternativa: prueba el full contact. ¿Sabes lo que es?

Es una mezcla de varias disciplinas

El full contact, que nació en Estados Unidos hace medio siglo, es un deporte de contacto en el que se utilizan técnicas de diferentes modalidades deportivas, como el boxeo y algunas artes marciales. Los combates se desarrollan en un tatami, como en las artes marciales. Tiene muchas similitudes con el kick boxing, con la diferencia de que el full contact no permite que golpees al oponente por debajo de la cintura, salvo los barridos.

En el full contact está permitido golpear tanto con los brazos como con las piernas. Para los golpes con los brazos se basan en el boxeo, mientras que las patadas son herencia del kárate y el taekwondo. El objetivo del full contact es dejar noqueado a tu oponente, aunque existe otra modalidad en la que se gana por puntos, ya que cada tipo de golpe tiene una puntuación y el que más sume al final del combate es el ganador.

Como en la mayoría de los deportes, existe un árbitro que juzga si los luchadores están cumpliendo con las normas o no.

Es un gran ejercicio

Si estás aburrido de entrenar en el gimnasio, te recomiendo que, de vez en cuando, busques a algún amigo o conocido para intercambiar unos golpes de full contact. Yo lo hago siempre que puedo y es una terapia estupenda contra la rutina.

¡Y cuidado! Es muy importante que estés completamente protegido para evitar posibles lesiones. También es importante que, a la hora de entrenar al full contact, sobre todo al principio, trates únicamente de marcar los golpes, sin llegar a tocar a tu adversario.

Una vez que ya vayas cogiendo más técnica llegará el momento de ir un paso más allá, pero siempre controlando la situación y evitando hacerte daño. Ten en cuenta que no eres profesional y que, por tanto, no te juegas nada en los combates. Solo es entretenimiento y descarga de adrenalina, ¡que no se te olvide! Es lógico que haya algún pique amistoso, pero sin que pase a mayores.

Si te gustan los deportes de contacto, prueba el full contact y seguro que no te arrepentirás.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*