¿Qué es la halterofilia?

La fuerza es uno de los aspectos que más se busca trabajar en los gimnasios a la hora de entrenar, sobre todo entre el público masculino.

¿Qué es la halterofilia?

Seguro que ves habitualmente muchas personas levantando unas mancuernas con pesos que te llaman mucho la atención. De hecho, existen deportes en los que lo que se busca es demostrar la fuerza que poseen las personas que participan. Un ejemplo de este tipo de deportes es la halterofilia. ¿Has oído hablar de ella?

Levanta tu propio peso en una barra

La halterofilia, también conocida como levantamiento de peso, consiste en levantar una barra a cuyos lados se van añadiendo progresivamente discos de diferentes pesos hasta que la persona ya no es capaz de levantarla. Hay dos modalidades de halterofilia: arrancada y en dos tiempos. ¿Quieres saber en qué consiste cada una de ellas?

La primera se basa en levantar el peso de una sola vez desde el suelo hasta estirar los brazos totalmente por encima de la cabeza. En la modalidad de dos tiempos puedes hacer una parada cuando la barra está situada a la altura de tus hombros para hacer el levantamiento definitivo.

La halterofilia es un deporte que se practica con bastante frecuencia en los gimnasios, ya que es la mejor forma de potenciar tus brazos. Sin embargo, también exige un entrenamiento importante de diferentes zonas del cuerpo ya que, durante la acción del levantamiento, la espalda y las piernas, por ejemplo, tienen que soportar el peso de la barra y, si no están suficientemente preparadas, puedes lesionarte.

Ten en cuenta que algunas personas llegan a levantar incluso más que su propio peso en una barra, por lo que no es ninguna broma.

Necesitas varios complementos si quieres practicarla

Como puedes suponer, practicar halterofilia no es llegar y ponerte a levantar peso. Necesitas tener un equipamiento para hacerlo con las máximas garantías. Por ejemplo, el calzado es especial, ya que cuenta con un poco de tacón para ayudarte en el equilibrio durante el levantamiento. Pero sobre todo, ¡protégete! La protección de las diferentes zonas que participan en el levantamiento es muy importante. Debes usar unas rodilleras y, por supuesto, la faja o cinturón.

Este elemento es muy importante para evitar que se puedan producir lesiones de espalda, tanto leves, como lumbago, como graves, como una hernia discal. También es conveniente el uso de muñequeras, ya que esta articulación es especialmente sensible y se lesiona con relativa facilidad.

Además, existe un gran aliado a la hora de practicar halterofilia y que no todo el mundo utiliza: el polvo de magnesio. Antes de levantar la barra debes untarte las manos con ello para evitar que el sudor pueda provocar que la barra se te resbale y se caiga, pudiendo lesionarte. Como ves, es una disciplina en la que hay que ser muy cuidadoso pero dicen que una vez que empiezas a practicarla, engancha. ¿Quieres hacer la prueba?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*