Consejos básicos para combatir la obesidad

La obesidad se está convirtiendo en una pandemia a nivel mundial. Sigue en aumento y, además de ser una enfermedad en sí misma, repercute en muchas más enfermedades como por ejemplo el cáncer, la diabetes o la hipertensión. Otro caso alarmante es la obesidad infantil, que es un problema que hay que atajarlo desde que son pequeños. Aquí tienes algunos consejos para saber cómo prevenirla.

¿Padres obesos implican que el niño será también obeso?

En gran parte de las ocasiones, el entorno o las circunstancias en las que el niño crece condiciona mucho luego lo que va a ser de mayor. Si tiene un ambiente saludable donde los padres hacen ejercicio y comen bien lo más razonable es que el niño adquiera dichos hábitos y no tenga sobrepeso.

Es fundamental el ejercicio físico y que el niño no se quede sentado en el sofá o gran parte del día jugando con la videoconsola o el móvil sin hacer ningún tipo de ejercicio físico.

‘Tips’ para evitar el sobrepeso

controlar-el-peso

Puedes pensar que lo que voy a enumerar a continuación son cosas obvias, pero si no sueles realizar ningún deporte con estos consejos puedes prevenir o evitar los problemas de sobrepeso:

  • Controlar el peso de forma semanal, a la misma hora y en ayunas sin haber bebido ningún líquido antes y sin haber realizado ningún tipo de ejercicio.
  • Controlar también el índice de masa corporal (IMC), que es la relación entre el peso y la altura y mide la proporción de grasa que tenemos en el cuerpo. La fórmula matemática para saber el IMC resulta de la división de la altura al cuadrado entre el peso.
  • Combinar adecuadamente la nutrición con el ejercicio. Cuando queremos adelgazar, lo primero que debemos hacer es a cuidar nuestra alimentación combinado con la realización de ejercicio físico. Ese ejercicio hay que hacerlo todo lo que podamos, si puede ser todos los días, mejor.

3 ejercicios básicos para realizar en casa

Lo ideal es hacer que muevan la mayor cantidad de masa muscular. Que se queme el mayor número de grasas en el menor tiempo posible con el consiguiente aumento de las pulsaciones. Unos ejercicios básicos que puedes practicar en casa son:

  • Sentadillas: Incluso se puede realizar con la ayuda de una silla. Es un ejercicio básico y sencillo que provocará un aumento en tus pulsaciones.
  • Escalón: Ayudados por un pequeño banco de plástico se debe imitar el ejercicio de subir y bajar escaleras.
  • Botella de agua: Se coge una botella de agua de 1,5 litros y desde abajo la subimos hasta arriba (con la espalda recta), alternando los brazos cada 10 repeticiones. Este ejercicio es muy fácil de realizar e involucra a más músculos del cuerpo.

Principalmente son ejercicios de fuerza combinados con un trabajo cardiovascular para que suban las pulsaciones y también se cansen las piernas, activando nuestro metabolismo. Cuando una persona hace ejercicio y aumenta mucho las pulsaciones, el metabolismo durante unas horas va a estar más alto y eso es lo que nos ayuda a quemar la grasa.

No valen excusas de que me fatigo, no me puedo mover, … Tenemos que ir a más siempre, con afán de superación.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*