¡Pon a tu cuerpo a bailar!

A la hora de plantearte la práctica de un deporte para mejorar tu forma física o perder esos kilitos de más que crees que te sobran, seguro que no se te ha venido a la cabeza el baile. A mí desde luego me encanta y hoy quiero reivindicar que esta actividad física debe ser considerada un deporte, como lo puede ser ir al gimnasio o hacer natación. ¡Claro que sí!

bailar como alternativa

Como todos los deportes tiene sus puntos fuertes y sus puntos débiles, pero si te gusta bailar, ten en cuenta que practicarlo te supondrá muchas ventajas para tu cuerpo.

Tu corazón te lo agradecerá 

El baile es una actividad física en la que el trabajo aeróbico que se hace es importante, ya que estás en continuo movimiento y, por tanto, tu corazón tiene que trabajar más para responder adecuadamente a la exigencia. Como cualquier actividad física, para que sea realmente efectiva debes practicarla con regularidad. El baile engloba una muy amplia variedad de estilos y, como es lógico, no todos los estilos suponen el mismo esfuerzo y, por tanto, no todos son igual de efectivos.

Un ejemplo de la efectividad del baile puedes verlo en la gran cantidad de nuevas modalidades de actividad deportiva grupal que están introduciéndose en los gimnasios. Además de para el corazón, se ha demostrado que bailar contribuye a mejorar aspectos como tu nivel de azúcar en sangre o la presión arterial.

Mejora la posición de tu cuerpo

El baile requiere que tu cuerpo esté correctamente alineado para practicarlo y, por tanto, te ayuda a conseguir la postura más adecuada para hacerlo. Además, contribuye a  fortalecer tus huesos y tus músculos, y aumenta la flexibilidad de estos. Un ejemplo de los beneficios del baile para tus huesos, es que es una de lar, as actividades físicas recomendadas para las personas que padecen osteoporosis o que tienen riesgo de padecerla. Ese fortalecimiento hace que tu cuerpo mantenga la postura adecuada y eso permite que se evite la aparición de lesiones derivadas de esa mala postura.

La práctica regular del baile hace que tu cuerpo vaya adquiriendo o mejorando poco a poco diferentes capacidades, como son la agilidad, la flexibilidad y la coordinación. La mejora de estas habilidades permite que tu cuerpo sea capaz de evitar lesiones y reducir la gravedad de estas.

Así que no esperes más y ¡apúntate a bailar!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*