La actitud positiva en el bhakti yoga

Aunque el yoga tiene un alto componente espiritual a la hora de practicarlo, existen unas ramas que hacen más hincapié en este aspecto que otras. Dentro del yoga existen varios estilos, como por ejemplo el astanga, el hatha, el kriyá, el kundalini y el bhakti y es precisamente este último el que más se relaciona con el alma y, sobre todo, con Dios. ¿Te interesa saber más sobre él?

La actitud positiva en el Bhakti Yoga

Se basa en la devoción por Dios

El bhakti yoga es un estilo diferente de yoga, ya que no se fundamenta en realizar posturas, sino en la devoción y el culto. Algunos expertos consideran que puede ser el estilo de yoga más antiguo de todos los conocidos a día de hoy. Curioso, ¿verdad?

Los practicantes de este tipo de yoga se centran mucho en la figura de Dios, considerando que está presente en todos los sitios y en todos los seres. Un ejemplo de personas que practican el bhakti yoga son los Hare Krishnas, de los que seguro que has oído hablar alguna vez.

A pesar de que se basa en las enseñanzas del libro sagrado, el bhakti yoga deja libertad a cada persona para que elija su propio camino, tratando de averiguar cuál es la misión que le ha encomendado Dios.

Tiene nueve principios fundamentales

El libro sagrado en que se basa el bhakti yoga indica las nueve actividades primarias del bhakti y asegura que si cumples todas ellas o incluso con solo hacer una pero a la perfección, puedes llegar a conseguir el amor puro de Dios. Los nueve principios son el Sravana, Kirtana, Smarana, Padasevana, Archana, Vandana, Dasya, Sakha bhava y Atma nivedana, cada una de ellos con una misión.

En este sentido, aunque yo no comparta la idolatría de esta filosofía por Dios sí que estoy de acuerdo con algunas de sus ideas, ya que si las sigues, puedes ser mejor persona.

Y es que, como yo siempre digo, el yoga es una cuestión de actitud. Te podrá gustar más una tendencia u otra, pero si no tienes la mente abierta antes de practicar yoga, te será imposible hacerlo de una manera adecuada y poder entender otras disciplinas.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*