La importancia de los dristis en yoga

En el yoga hay muchos aspectos importantes para conseguir alcanzar el objetivo de la paz interior. Más allá de los asanas o los bandhas, uno de los conceptos menos familiares cuando se habla del yoga son los dristis o miradas. ¿Los conoces? Si no es así, ¡tranquilo!, para eso estoy yo aquí.

La importancia de los dristis en yoga

Cada asana tiene su dristi

Cada uno de los asanas o posturas en el Ashtanga Yoga tiene su propio dristi, que son los puntos a los cuales tienes que mirar para concentrarte. Debes dirigir tus ojos a la zona del dristi, pero sin tensar los músculos.

En total hay nueve dristis y cada uno de ellos tiene el objetivo de facilitar la visualización de tu interior, de manera que seas capaz de interiorizar tus sentidos o Pratyahara. Los nueve dristis son el nasagrai, el angusta ma dyai, el broomadhya, el nabi chakra, el urdhva, el hastagrai, el padhayoragrai y los dos parsvas.

Cuando practicas los dristis consigues que tu mente se centre y puedas visualizar tu yo interior. Todo ello favorece el desarrollo de la concentración y la meditación, partes fundamentales del Ashtanga Yoga. Es importante que sepas que, según el estilo de yoga que elijas, la manera de practicar los dristis puede cambiar un poco, pero que están presentes en la gran mayoría de los estilos. Por ejemplo, los dristis también son relevantes en el Hatha Yoga, ya que juegan un papel importante en los asanas de equilibrio, aunque de manera distinta.

Los nueve dristis del Ashtanga Yoga

El primero de los dristis es el nasagrai, en el que se te pide que fijes la mirada en la punta de la nariz.

El segundo dristi es el broomadhya, que te lleva a dirigir tu atención sobre el tercer ojo, situado en la zona que se encuentra entre ambos ojos, es decir, el entrecejo.

En el tercer dristi, el nabi chakra, el punto en el que debes concentrarte se encuentra en la zona del ombligo.

El cuarto dristi es el hastagrai, que te anima a dirigir tu mirada hacia las palmas de tus manos.

El quinto dristi es el padhayoragrai, en el que se te pide que concentres tu atención en los pies.

El sexto y séptimo dristis (parsvas) son similares, pues uno se refiere a mirar hacia tu lado derecho y el otro a hacerlo al izquierdo.

El octavo dristi es el angusta ma dyai, que habla sobre centrar la mirada en los pulgares.

El noveno dristi es el urdhva, que consiste en mirar hacia el cielo.

¿Tienes en cuenta los dristis cuando practicas yoga?

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*