Sivananda yoga: ejercicio y relajación

¿Todavía no has practicado yoga o alguna de sus disciplinas? Desde luego no será porque no te he ofrecido diferentes opciones de yoga hasta ahora, ¿verdad? Por si todavía no te ha convencido ninguna disciplina, hoy me voy a centrar en una de las modalidades del yoga que más me gusta, el Sivananda Yoga. Esta rama del yoga se centra en la mejora del bienestar y de la salud de las personas que lo practican.

Sivananda yoga, ejercicio y relajación

Como en otros tipos de yoga, en el Sivananda también existen diferentes grados que se adaptan a cada persona, es decir, todo el mundo puede practicar esta variedad sabiendo sus límites y realizando los ejercicios del nivel adecuado.

 

Beneficios de hacer ejercicios de Sivananda yoga

 

Los pilares de este tipo de yoga giran en torno a la relajación y sobre todo al control de la respiración de manera completa. Conserva la vitalidad de las personas que lo practican y disminuye la probabilidad y el riesgo de contraer enfermedades así como a desarrollar el sistema inmunológico.

 

Este tipo de yoga tiene 5 principios que resumen su filosofía: el primero es realizar correctamente los ejercicios adecuados, que son las asanas. El segundo principio y el tercero son conseguir una respiración y una relajación adecuadas. Los dos últimos principios hacen referencia a la alimentación vegetariana y seguir una dieta sana así como al pensamiento positivo y la meditación, respectivamente.

 

Advertencias antes de empezar las clases de Sivananda Yoga

 

Es importante llevar a las clases la ropa amplia y cómoda. Igualmente te recomiendo no comer nada una hora antes de practicar el Sivananda Yoga y desde luego no hacer comidas copiosas. Normalmente, en los centros especializados te dejan el material necesario para practicar esta modalidad: las esterillas, los cojines y las mantas.

 

Cada clase de entrenamiento comienza con estiramientos y respiraciones guiadas por el maestro de yoga. Después se procede a realizar los 12 asanas o ejercicios básicos de esta disciplina. Es cierto que cada instructor realiza las clases introduciendo las variedades que consideren pero por lo general este es el esquema de la clase de 90 minutos.

 

Acuérdate de apagar el móvil, olvidarte de los problemas y ¡a disfrutar de esta disciplina del yoga!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*