Post por: Marta Rodríguez

Sivananda yoga: ejercicio y relajación

¿Todavía no has practicado yoga o alguna de sus disciplinas? Desde luego no será porque no te he ofrecido diferentes opciones de yoga hasta ahora, ¿verdad? Por si todavía no te ha convencido ninguna disciplina, hoy me voy a centrar en una de las modalidades del yoga que más me gusta, el Sivananda Yoga. Esta rama del yoga se centra en la mejora del bienestar y de la salud de

Continúa leyendo

¿Sabes qué es el masaje metamórfico?

El masaje metamórfico es una terapia basada en la homeostasis, es decir, en la tesis de que el propio cuerpo tiene los recursos necesarios para recuperar por sí mismo la salud tras la enfermedad. Consiste en toques suaves, casi caricias, en los pies, las manos y la cabeza. Estos toques pretenden liberar la memoria prenatal y, con ella, la energía encerrada en la misma. El bloqueo de esta energía se

Continúa leyendo

Apúntate a danza balinesa

El yoga y la danza se parecen más de lo que en principio parece o te puedes imaginar. En las dos disciplinas, aparte de ejercitar tu cuerpo, trabajas tu expresividad, flexibilidad y armonía, llegando a la unión entre cuerpo y mente. Por eso, hoy te voy a hablar de nuevo de un tipo de danza, en este caso la danza balinesa, en la que se trabajan todas las partes del

Continúa leyendo

Practica danza africana

Como seguramente ya sabes, bailar es una estupenda forma de hacer ejercicio y quemar calorías. A la vez que moldeas tu cuerpo, te diviertes y mantienes el cerebro en forma. ¡Sí, lo que oyes! Porque bailar te ayuda a aumentar la actividad cognoscitiva, es decir, aumentas la capacidad de aprender cosas nuevas. La danza, al estimular la producción de endorfinas, aumenta tu sensación de bienestar y autoestima  a la vez

Continúa leyendo

La meditación Vipassana, la magia budista

Te voy a hablar hoy de una de las técnicas de meditación más antiguas de la India. Su nombre significa “ver las cosas tal y como son en realidad”. Es, por tanto, un camino hacia la verdad, pero desde el punto de vista oriental. O sea, que a esta verdad no llegas con el estudio o la reflexión, sino con la observación de tu cuerpo y de tu mente, empezando

Continúa leyendo