Relajación mental para mejorar tu salud emocional

Siempre he defendido que los más pequeños deben aprender relajación mental desde que entran en la guardería. Tiene numerosos beneficios para la salud a nivel psicológico y bioquímico. Asimismo, es una garantía de confianza en uno mismo, puesto que ver las cosas con claridad es muy útil cuando sales a buscarte la vida, y las técnicas milenarias orientales para estimular la concentración han probado su efectividad para el bienestar del organismo.

Por otro lado, los pilares de la felicidad se centran en la salud, el amor, el empleo y el dinero. No obstante, las personas están tan obcecadas en estos aspetos que se olvidan de algo indispensable: su paz interior. Cuando uno se encuentra contento consigo mismo, aparecen los primeros atisbos de felicidad y las preocupaciones se desvanecen, mejorando el estado anímico por el día, y el descanso por la noche. En este sentido, resulta primordial dedicar una parte del día a la práctica de la meditación, el mindfulness y demás técnicas que te liberen de los pensamientos negativos que tanto daño provocan al cuerpo, y aprendas a ejercer un control sobre tus emociones.

relajacion mental

Como expliqué en otro post, el mindfulness es garantía de tranquilidad, amor y serenidad. El motivo es claro: si aceptas la realidad tal y como se presenta, no poseerás la necesidad de entrar en jucios de valor como hace la mayoría de gente. Suprimir la desmoralización y los prejuicios contribuye a mantener intactas las neuronas cerebrales, es decir, tu esperanza de vida no solo será mayor, sino que también tendrás una mayor calidad de vida. Te encontrarás feliz, en concordia con la realidad, evitando todo aquello que suponga una distracción. Es un campo relativamente nuevo para la ciencia, pero ya han surgido varios estudios que han comprobado la utilidad del mindfulness.

Un remedio muy efectivo también es dejar la mente en blanco. Aquí no hace falta entrar en juicios de valor de la realidad, sino que se alcanza la iluminación a través de no pensar absolutamente nada. Cuando empiezas, supone un gran esfuerzo el no dejar que pase nada por tu cabeza durante 5 segundos, pero practicando diariamente perfeccionarás la técnica y te ayudará a controlar tus emociones, deseos y sentimientos. Esto te otorga una gran ventaja frente a otros individuos que traten de perjudicarte o amargarte la vida. Tendrás un dominio tan grande de tu mente que no lo conseguirá, y por supuesto serás más feliz.

En conclusión, si quieres aprender a meditar, comienza con la primera técnica, ya que eliminar todos los pensamientos de tu cabeza es sumamente complicado, y si practicas constantemente, en poco más de medio año habrás dominado por completo tu percepción de la realidad para combatir el pesimismo, la depresión, los pensamientos negativos, el odio y la ira. Simplemente vivirás con alegría y tranquilidad.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*