El ejercicio físico y el estrechamiento de lazos con tu pareja

ejercicio físico para mejorar los lazos de la pareja

El ejercicio físico es la manera más saludable de transmitirle a tu cuerpo lo joven y sano que te sientes. Cuando este se convierte en una rutina ayuda incluso a alcanzar la armonía mental que todo ser humano necesita.

Esto se puede multiplicar por 10 al incluir a tu pareja. Todo puede empezar con un trote diario a la manzana y seguir con una visita común al gimnasio o con una sesión multitudinaria de yoga. Juntos, el tiempo de ejercicio físico será mucho más entretenido y os ayudará a escapar de la rutina diaria, logrando así un bien común para ambos.

Incluso si ha habido una riña de pareja reciente que ha provocado una ruptura o que la relación se enfríe; una forma amistosa de acercamiento es realizar actividades deportivas juntos en un eventual primer reencuentro y así -bajo la acción de las endorfinas (serotonina y dopamina) que se liberan con la realización del deporte- tener las condiciones de relajación y paz necesarias para conducir la reconciliación a buen puerto.

En cualquier caso, es mejor prevenir que curar, y no permitir que los lazos se deterioren hasta un extremo que provoque una ruptura. Continúa leyendo para averiguar todos los beneficios que el deporte en pareja podría aportar a tu relación.

Beneficios del ejercicio físico en pareja

  • Mejora la comunicación entre ambos: La comunicación entrará a formar parte de vuestra rutina diaria integrándose como una parte más de vuestra parte de rutina de ejercicios. Un trote o una caminata es una buena forma de preguntar “como estuvo el día” o “qué tal te fue en el trabajo”. Los trotes y caminatas iniciales pueden dar paso a vuestras habilidades competitivas por ver quién resiste un poco más; un “pique sano” que puede mejorar los lazos de la pareja como vuestra forma física simultáneamente.
  • Mejora la atracción física mutua: Es perfectamente lógico que después de ver a tu pareja realizando ejercicio y mejorando su físico a tu lado, puedas sentir un repunte de tu atracción sexual hacia ella. Es cierto que, si las actividades se realizan en un gimnasio existe cierto riesgo de que aparezcan algunos celos (algo inevitable estando en un lugar donde todos se miran) pero estos posibles pequeños celos, tienen también el poder de reforzar todavía un poco más los lazos de la relación.
  • Creación un círculo social propio: El gimnasio es el mejor lugar para que la pareja haga amistades comunes. En este espacio se encuentran personas con intereses comunes y objetivos similares que posibilitan a la pareja conectar en un entorno social saludable.
  • Relaciones íntimas más intensas y duraderas: Al tener una vida activa, el cuerpo es mucho resistente y por tanto el sexo puede alcanzar un paso más allá, posibilitando que ambos puedan poner en práctica nuevas posturas, antes imposibles o impensables. Ello sin tener en cuenta la posibilidad de que, en este caso el hombre, disfrute de erecciones mucho más duraderas y la mujer disfrute de orgasmos y sensaciones más intensas. Todo esto sumando la excitación de un cuerpo tonificado al mismo tiempo.

En resumen, el ejercicio es el complemento perfecto que toda pareja necesita para sentirse mucho más saludable y unida. El paso a dar es sencillo y solo requiere de algo de fuerza de voluntad en ambos.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*