Añade una motivación extra, corre en compañía

El running es un deporte que cada vez está más de moda. En estos tiempos de crisis es una buena opción si quieres hacer deporte porque puedes practicarlo gratuitamente en cualquier sitio. Si has decidido iniciarte en él, seguramente habrás pensado ya en qué ropa usar, qué zapatillas comprarte y por dónde correr. Pero hay otra pregunta habitual que muchos nos hacemos cuando nos iniciamos en el running: ¿salgo a correr solo o mejor busco a alguien que me acompañe?

es mucho mejor correr en compañía para evitar perezas al salir a correr

Como todo, cada opción tiene sus pros y sus contras, pero si estás empezando, siempre es mejor tener la compañía de alguien.

La soledad es mala consejera

Cuando te decides a practicar running, sobre todo al principio, te costará hacer el esfuerzo de salir los días que te has propuesto hacerlo. Muchos días llegarás de trabajar y lo último que querrás será salir a correr. Y si decides correr antes de ir a trabajar, eso implica que tienes que levantarte antes y, con el frío, no suele haber mucha motivación.

Probablemente si sales a correr solo, algunos días que en principio tenías pensado entrenar decidirás no hacerlo. Sin embargo, si optas por quedar con alguien para correr, la situación es distinta. Te comprometes con la otra persona a salir a correr juntos y no puedes dejarla sola sin una causa justificada.

Además, si salís a correr juntos, ya tienes una motivación extra, al margen del ejercicio, para hacerlo: ver a la otra persona y compartir ese rato de entrenamiento juntos.

Los estímulos de tener a alguien al lado

Salvo que estés preparándote para alguna carrera popular que te exija un mayor esfuerzo, la velocidad habitual de entrenamiento te permite mantener una conversación más o menos fluida con la otra persona. Esto hace que podáis contaros cómo lleváis el día o si estáis cansados durante el entrenamiento para que bajéis el ritmo y os recuperéis.

Cuando corres pueden surgir momentos en los que crees que estás demasiado cansado para continuar corriendo y si estás solo, es posible que en ocasiones decidas parar. Sin embargo, cuando hay otra persona a tu lado, os animáis mutuamente y eso te dará la fuerza para no abandonar el entrenamiento antes de lo planeado.

Otro factor importante es que cuando corres te puede surgir algún imprevisto en forma de lesión (esguinces, calambres, etc.) que te impida continuar y que te incapacite momentáneamente para andar. Si estás solo, la situación es más complicada, pero si hay alguien a tu lado puede ayudarte él mismo o acompañarte a algún sitio en el que puedan hacerlo.

¿Has elegido ya tu compañero de aventuras?

1 comentario sobre: “Añade una motivación extra, corre en compañía”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*