Primeros pasos para preparar un maratón

¿Has pensado alguna vez en correr un maratón? Si la respuesta es sí, tienes que tener en cuenta que si eres un novato en esto del running esta debe ser una idea a muy largo plazo. No se puede pretender correr un maratón con solo un mes o dos de preparación. Hay planes de 3 y 4 meses, pero si en tu caso no tienes experiencia, esta etapa debería ser mucho mayor. Tranquilo, todos hemos pasado por esto en algún momento.

como prepararse una maratón

Una vez que los 10 kilómetros ya se nos hayan quedado cortos, será el momento de plantearse retos mayores como la media maratón o los 42,195 kilómetros del maratón.

Correr un maratón

Como para otras muchas cosas, la preparación es fundamental. Incluso los corredores más experimentados seguimos dedicando tiempo a los preliminares. Es conveniente conocer con antelación el maratón concreto que vas a disputar para crear un plan de entrenamiento acorde al circuito. Como primer objetivo es recomendable elegir un recorrido que no tenga muchos problemas, es decir, que no cuente con condiciones climáticas extremas, muchos repechos o una altitud elevada. Además, una buena idea puede ser convencer a otro corredor para que te acompañe en esta aventura. ¡Seguro que al final lo agradecerás!

¿Ya has elegido circuito? Pues es momento de empezar con el plan de entrenamiento. Este plan debe implicar un aumento gradual de la distancia y del ritmo de carrera. Si partes de los 10 kilómetros, habrá que ir subiendo a 12 kilómetros para llegar algunos días a 15. Otros, en cambio, tendrás que recorrer distancias algo menores para que el cuerpo no se fatigue. Irás aumentando paulatinamente la distancia hasta alternar distancias como 20, 25 o 30 kilómetros.

Recuerda que tan importantes son los días de entrenamiento como los días de descanso, así que no te fuerces y tómate tu tiempo para recuperar. Un buen entrenamiento es aquel que reserva uno o dos días a la semana para que nuestro cuerpo se recupere del esfuerzo realizado durante los días de entreno. Ejercitarse en exceso puede ser tan perjudicial como no hacerlo.

Por último, durante las semanas previas a la carrera disminuye gradualmente el entrenamiento para evitar el cansancio y las posibles lesiones antes de la prueba.

Trabajar nuestra mente

Hasta ahora he hablado del entrenamiento físico, pero el mental es casi tan importante o más que salir a correr todos los días. Las tres claves fundamentales son visualizar el recorrido, ya sea en bicicleta o ayudándote de mapas, adelantarte a los posibles problemas que puedan surgir y aprender cómo motivarte. ¡Con voluntad y esfuerzo, todo es posible!

La mente es un arma poderosa que puede ayudarte en los momentos de bajón, que normalmente aparecerán durante el kilómetro 30, y permitirte sacar fuerzas para terminar la carrera.

Llegado el día, solo queda recoger los frutos del trabajo realizado y sobre todo ¡disfrutar!

1 comentario sobre: “Primeros pasos para preparar un maratón”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*