Cómo mejorar tu zancada

Está claro que la técnica de carrera es muy importante a la hora de hacer running. Una manera más o menos adecuada de correr puede marcar la diferencia entre conseguir los objetivos propuestos o quedarte a medio camino.

Cómo mejorar tu zancada

Para mejorar tu técnica de carrera hay varios aspectos sobre los que puedes trabajar. Por ello, quiero enseñarte algunas de las indicaciones que seguí yo para mejorar mi zancada. ¿Quieres saber más?

No significa que des pasos más largos

Cuando se habla de mejorar la zancada, lo primero que se les viene a la cabeza a muchas personas es conseguir dar pasos más grandes que ahora. Pues es un error. Algunos estudios han demostrado que cuanto más se separe tu pisada del centro de gravedad de tu cuerpo, más efectos negativos tiene el running sobre tus articulaciones.

Lo que tienes que buscar es aumentar la cadencia de tu zancada, es decir, el número de pasos que das por minuto, de manera que consigas avanzar mayor distancia en el mismo tiempo, pero de una forma segura. Si lo consigues, verás que tu rendimiento aumenta realizando el mismo esfuerzo que hasta ahora. Cualquier persona, con entrenamiento, es capaz de mejorar su cadencia de zancada.

Hay ejercicios muy útiles para conseguirlo

Para aumentar tu cadencia debes realizar una serie de ejercicios que, incorporados a tu rutina de entrenamiento, contribuirán a que seas capaz de dar más pasos por minuto. Puedes empezar con series de zancadas cortas. El objetivo es que enseñes a tus piernas a realizar una mayor frecuencia de pisada. Ve poco a poco aumentando el número de repeticiones que haces en cada serie y, a medida que te vayas notando mejor, puedes ir poniéndotelo un poco más difícil. Por ejemplo, usa alguna cuesta durante las series.

Otro ejercicio que puede serte de gran ayuda son las series de saltos, ya que contribuyen a fortalecer tus piernas y, con ello, a mejorar tu cadencia de zancada. Puedes introducir en tu rutina de entrenamiento combinaciones de series de zancadas cortas con series de saltos y, una vez que ya veas que controlas estos ejercicios, puedes incorporar las zancadas largas.

Algo que debes tener en cuenta es que este proceso no se consigue de un día para otro, sino que necesitas trabajar con constancia para notar los resultados. La paciencia será tu gran aliada para alcanzar el objetivo de mejorar tu zancada. Poco a poco irás viendo que mejoran tus tiempos y eso te animará a continuar entrenando en este aspecto.

1 comentario sobre: “Cómo mejorar tu zancada”
  • Buenos días, ¿podríais hacer un post relativo a cómo mejorar los saltos de longitud (partiendo de pies parados)? estoy muy interesado. Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*