La salud alternativa

Vivimos en la época de la diversidad. Mientras miles de jóvenes se juegan, literalmente, la vida con operaciones para modificar sus cuerpos para seguir las últimas tendencias (tatuarse los ojos, tightlacing o uso de corsés para cambiar la forma del cuerpo, implantes subdérmicos…), otros, en cambio, normalmente gente más madura, buscan cada vez más terapias y tratamientos alternativos para tratar sus afecciones y cuidar de su salud.

Normalmente, buscan remedios caseros en lugar de recurrir a la medicina tradicional. No es de extrañar que internet esté lleno de páginas y foros donde se pueden encontrar alternativas naturales para casi cualquier dolencia. Dentro de los usuarios de estos métodos no convencionales, encontramos los alternativos y los complementarios:

- Si una práctica no convencional se utiliza junto con la medicina convencional, se considera “complementaria”.

- Si una práctica no convencional se utiliza en reemplazo de la medicina convencional, se considera “alternativa”.

Realmente, salvo aquellos que tienen un conocimiento profundo sobre estas terapias y tienen pleno convencimiento de su efectividad, el resto lo que utilizan son terapias y tratamientos complementarios. Normalmente, antes de acudir al médico para algún problema no muy grave, consultan páginas en internet o acuden al herbolario más cercano en busca de algún alivio. Si no lo encuentran en un breve plazo de tiempo, entonces ya acuden a su médico de cabecera.

Pero aquellos que confían en estas terapias saben que esto no puede ser un recurso esporádico a utilizar cuando se tiene una dolencia y pretender sanar a los pocos días. Esto es un estilo de vida que va mucho más allá. Para empezar, para que nos funcionen correctamente debemos tener un cuerpo sano. Al tratarse de remedios naturales no invasivos, se necesita que nuestro cuerpo trabaje correctamente para beneficiarse de las propiedades que nos proporcionan cada hierba o alimento.

También llevan a cabo curas o dietas para bajar de peso, porque saben que hay que mantener un cuerpo saludable y el sobrepeso y las grasas son grandes enemigos. Para enfrentarse a ellos, a veces realizan dietas para adelgazar o buscan cómo bajar de peso. Por eso, se han hecho famosas esas dietas de las famosas. ¿No has oído hablar de la dieta de Beyoncé o alguna de las Kardashian? Incluso han sido auténticas personalidades en el mundo del fitness, como Kayla Itsines, que se han hecho muy populares gracias a sus métodos y técnicas para perder peso.

consejos saludables

De igual modo, estas personas que luchan y sufren día a día para adelgazar, también suelen recurrir a algún algún producto natural o complemento dietético para potenciar sobre todo la quema de grasa. Desde aquí, no podemos hacer más que recomendar que se vigilen bien esos productos y no nos dejemos llevar por milagros y promesas.

Pero para ellos lo realmente importante es que cuerpo y mente vivan en sintonía y suelen practicar ejercicios regularmente, tales como el yoga o el taichí.

- El yoga es originario de la India. Se basa en la correcta respiración, elejercicio y la meditación para mejorar la salud física y mental. Los ejercicios de yoga dependen de las necesidades de cada persona. Es una práctica común para aliviar la tensión y para alcanzar cierto grado de paz mental.

- El taichí vino de China y es un arte marcial, desarrollado para trabajar los músculos y las articulaciones utilizando un método de impacto suave y El taichí fomenta el implemento de la capacidad de relajación y concentración. También ayuda a desarrollar la fuerza, el equilibrio y la flexibilidad. Contribuye a mantenerse libre de estrés y aumenta la resistencia y la energía.

El fitness, culto al cuerpo

Un estilo de vida que sin duda está marcando tendencia, atrayendo a cada vez más a un elevado grupo de jóvenes y adolescentes, es el fitness. Fitness significa bienestar y vamos a dar en este artículo los tres pilares básicos para que así sea y sentirnos bien realizando este deporte:

Entrenamiento: cada cuerpo es un mundo y por eso es mejor dejarnos guiar por los profesionales que trabajan en los gimnasios y centros deportivos. Después de haberles explicado nuestros objetivos y aspiraciones, nos pondrán una tabla de ejercicios y una rutina de entrenamiento a seguir. Si quieres perder peso, ellos te indicarán los ejercicios mas efectivos para adelgazar. Seguramente, también te aconsejarán acompañar los ejercicios de una dieta sana y equilibrada, baja en grasas.

Pero si eres de los que prefieren hacer fitness en casa, aquí te damos unos pequeños consejos:

1. El tiempo apropiado de entrenamiento para una sesión oscila entre 45-60 minutos. Recuerda que a veces menos es más, así que no hagáis sesiones eternas. En realidad, trabajar la musculación en casa requiere constancia diaria. Si no sabes por dónde empezar o qué ejercicios realizar, en Internet encontrarás buenos ejemplos.

2. Evitar trabajar el mismo día dos grupos de músculos grandes (pierna, pecho, espalda).

3. Descansar entre series.

4. Darle importancia a una correcta respiración.

5. Hidratar el cuerpo. Debes beber agua o alguna bebida isotónica antes, durante y después del ejercicio.

 

Nutrición: los adolescentes y jóvenes tienen un metabolismo más rápido que los adultos y necesitan comer un mínimo de cinco veces al día para conseguir masa muscular de calidad:

- Bebe un mínimo de dos litros de agua al día. También puedes mejorar la hidratación con jugos y licuados.

- La distribución de los nutrientes proporcionados por la ingesta de alimentos debe ser 55% hidratos de carbono, 35% proteínas y 10% lípidos.

 

Descanso: el gran olvidado del que nadie habla y que tan necesario es:

- Nada de sobre entrenamiento. No querer realizar en dos días lo que no hemos hecho durante meses.

- Dormir un mínimo de ocho horas al día. Recuerda, tus músculos sólo crecen cuando duermes.

Estas son nuestras recomendaciones que sin duda te ayudarán a conseguir tus objetivos de forma sana, sin poner en juego tu salud. Cuando los más jóvenes entran en los gimnasios, se ven tentados por la suplementación que estos mismos establecimientos venden para conseguir resultados más rápidos. Hablamos de proteínas, vitaminas e hidratos de carbono, pero nosotros no los recomendamos, ya que estos se encuentran en nuestra dieta diaria de forma natural y la adolescencia y juventud son periodos especialmente importantes de nuestra vida donde debemos llevar una dieta lo más sana y variada posible. Es por eso que tratar de sustituir esos nutrientes de forma artificial nos parece contraproducente y una mala elección. Por el contrario, hay que aprovechar la energía natural que el cuerpo desprende en esa época de nuestras vidas.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*