Mueve las caderas con la danza del vientre

Si te gusta la vida slow y el baile, la danza del vientre encajará contigo como anillo al dedo, o por lo menos eso es lo que me pasó a mí hace ya la friolera de diez años.

Cuando llega ese momento de la semana, entras a clase y te dejas llevar por la música oriental, que a veces parece tener un efecto “tántrico”. Te pones el vestuario que realza tu figura femenina y fluyes el ritmo, te sientes como si todo lo que dejaras detrás de la puerta, como si perdiera importancia. Poco a poco, te unes al sinuoso ritmo y las caderas empiezan a moverse casi por sí solas.

 

Merualo

Actuación benéfica en Taberna Meruelo (Cantabria).

 

Una experiencia que aconsejo ¡a todo el mundo! Además, la danza del vientre, también conocida como danza oriental, es una de las más antiguas y emblemáticas del mundo. Se cree que ya en el antiguo Egipto se bailaba y en los templos griegos también tienen dibujos que nos recuerdan a este baile. Una danza que ha perdurado miles de años y que se ha transmitido generación tras generación. Algo tendrá…

bellydance4

Si a esto además le añadimos todos los beneficios que aporta al cuerpo de la mujer y la tranquilidad que da al espíritu, se convierte en un entretenimiento slow ideal. Los beneficios que aporta su práctica son ya compartidos prácticamente por todos los especialistas.

2018-01-25 23.04.42

Con mi grupo “Munduko Ametsak” compuesto por Mar Cambra, Sofia de la Iglesia y yo.

 

IMG_20170406_144754

En una clase de danza del vientre.

 

Con los movimientos de este baile, movemos la musculatura del abdomen y la pelvis, de manera que se refuerza el suelo pélvico. Pocos deportes hay que sean tan beneficiosos para esta parte del cuerpo de la mujer. Es de vital importancia tener este conjunto de músculos y ligamentos en perfecto estado, ya que “sostienen” a los órganos pélvicos (vejiga, uretra, útero, vagina, recto) en su sitio y se encargan de que funcionen correctamente.

La vida sedentaria, pero también el embarazo, el parto o la menopausia, pueden hacer que esta zona se debilite y provoque problemas. Si no trabajamos y reforzamos esta zona, pueden surgir problemas como incontinencia urinaria, dolor de espalda…

Para reforzar esta zona es aconsejable practicar movimientos de vientre y de cadera que la danza del vientre contempla por completo, y además es muy divertido y no hay límite  de edad: ¡cualquier momento es bueno para empezar!

Algunos beneficios más:

– Los movimientos de la danza del vientre trabajan la musculatura y la flexibilidad de todo el cuerpo, pero en especial la zona abdominal, lumbar y pélvica. 

-Ayuda a corregir la postura corporal. Es una danza que favorece las posturas beneficiosas para la mujer.

-Favorece también la digestión, reduce los dolores menstruales y combate el estreñimiento

-Por su puesto, como cualquier deporte, es ¡adelgazante! y ayuda a ejercitar el abdomen sin dañar el suelo pélvico. Aquí os dejo ejercicios de Pilates para conseguir un vientre plano. 

-Mejora la autoestima, te ayuda a conectar con tu lado femenino y te hace más feliz. Ayuda a liberar una energía que difícilmente encontraréis en otro tipo de danza. Está cargada de sensualidad, naturalidad y frescura. Y si a esto sumamos que, al hacer ejercicio, se liberan endorfinas, es habitual que su práctica genere sensación de bienestar.

 

18112017-DSC_0574

Actuación con uno de las elementos más espectaculares de esta danza, Alas de Isis. En la Sala BBK (Bilbao).

 

FOCOS PARA LA ESPERANZA BBK 2017-160

Actuación benéfica en Focos para la Esperanza 2018 en la Sala BBK (Bilbao).

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*