6 errores comunes a nivel nutricional cuando se baja de peso

Aunque cueste mentalizarse para pensarlo así, es necesario comprender cuando se está buscando bajar de peso que no sólo hay que ubicar la preparación de una dieta equilibrada como el objetivo principal a lograr, sino que lo más relevante en realidad es adquirir hábitos alimentarios correctos.

En otras palabras, no van a ser hábitos pasajeros, sino que serán un medio que se mantendrá para conseguir el peso deseado.
Colorful fruits and vegetables background

El punto anterior es clave considerarlo para todas las personas, aunque claro, son en especial aquellas que hacen dieta, van al gimnasio, evitan el alcohol y similares, pero que pese a ella continúan sin ver los resultados deseados.

En ese sentido, si te identificas con el ejemplo anterior, es muy probable que estés cometiendo errores nutricionales que tienen como consecuencia inmediata impedir que bajes de peso.

A partir de la información anterior se comprende que estar bien informado es fundamental para garantizar adecuados procesos de pérdida de peso, ya que una vez conozcas estos errores nutricionales que impiden perder peso, será mucho más sencillo para ti alcanzar el objetivo de adelgazar en cuanto modifiques esos hábitos e integres esas nuevas prácticas saludables a tu cotidianidad.

Errores frecuentes de quienes buscan bajar de peso

Si eres el tipo de persona que se ha quedado “estancada” con su peso y no ha logrado reducirlo más allá de todos los esfuerzos que se pueden llevar a cabo de acuerdo con las revistas especializados o consejos de profesionales, sugerimos que te cuestiones sobre cada uno de los puntos que se mencionan a continuación, pues son equivocaciones típicas a nivel nutricional que se cometen cuando se quiere bajar de peso.

Pasar hambre o acumular deseos por comer

Más allá que se esté intentando cumplir con una dieta saludable y por ende se quiera restringir la ingesta de algunos alimentos en particular, será un esfuerzo mental difícil de sobrellevar estar pensando todo el día en un chocolate o en un pastel.

El inconveniente con esta clase de prácticas en las que se acumulan deseos por comer, consiste en que la próxima vez en que se cuente con la oportunidad de consumirlo serán tantos los deseos acumulados por él, que no vas a poder resistirte a la tentación e inclusive vas a comer el doble, el triple o más.

Lo mismo aplica para casos en los que la persona decide pasar hambre o saltarse una de las comidas principales, pues como consecuencia de ello el cuerpo en algún momento va a solicitar que esa deuda alimenticia sea saldada y lo peor de todo es que probablemente no serán nutrientes sino calorías. Además, a nivel mental tú no vas a querer comer algo sano por el desgaste que implica todo el proceso, sino que vas a buscar una comida con una cantidad más que recomendada de calorías.

Una dieta por etapas

Generalmente, cuando llega el verano o se presenta algún tipo de evento como una boda, es probable que te des cuenta que la ropa ya no te queda como antes, razón más que suficiente para que tome la decisión de dar inicio con una dieta.

A raíz de lo anterior, cumples con un régimen de comidas estricto, pero en cuanto cumples con la meta que te has planteado al inicio e incluso antes de lograr tu peso ideal, abandonas ese plan de alimentación. Claro que una dieta puede ser una solución a corto plazo, pero lo importante en este tipo situaciones es comer de manera saludable como un hábito de vida.

Cuando inició con un cambio de régimen alimenticio es muy drástico, en realidad los kilogramos de más en tu cuerpo no van a ser tan fáciles de ser eliminados. Además las posibilidades de recuperar el peso perdido se incrementan considerablemente con este tipo de dietas que se realizan por pasos.

Sobre las dietas milagrosas

Normalmente en algunas revistas de poco prestigio o portales web que en realidad no cuentan con las suficiente preparación respecto al contenido que publican para los internautas, son bastante comunes las dietas milagrosas, es decir, un tipo de plan alimenticio que sugiere la posibilidad de acceder a resultados casi mágicos en un tiempo que resulta irrisorio.

Lo interesante del caso es que en algunas situaciones los resultados si que se presentarán, pero el organismo puede encontrarse en riesgo de salud, sin olvidar que las probabilidades de recuperar el peso que se ha perdido en poco tiempo se incrementan considerablemente con este tipo de dietas.

Algunos ejemplos de esta clase de dietas milagrosas son aquellas que se concentran en la ingesta de únicamente un tipo de alimento, lo que provoca un incremento en la cantidad de grasas y proteínas o en su defecto aquellas que únicamente recomiendan consumir té y agua.

En otras palabras, el error nutricional al bajar de peso sobre el que en este caso queremos concentrarnos, tiene que ver con mirar de reojo aquellas dietas que prometen bajar 7 kg en una sola semana. Recuerda que para tu cuerpo es casi imposible hacerlo de manera saludable.

No consumir la cantidad de agua recomendada

La sugerencia de los 2  litros de agua todos los días es muy conocida, así que un consejo para alcanzar esta meta consiste en optar por el agua mineral, las infusiones de hierbas y los zumos naturales.

Ahora bien, el error que algunas personas cometen consiste en creer que los refrescos de dietas son una solución para la ingesta de esta cantidad de agua sugerida, cuando en realidad pueden ser una de las razones por las que se presentan casos de hinchazón y gases.

Las calorías “invisibles”

Tan sólo para hacer énfasis en esta equivocación nutricional durante una dieta, no te dejes engañar por aquellos productos que dicen ser de dieta o light, pues en definitiva lo único que se hace con ellas es disminuir la cantidad de calorías o de azúcares, pero siguen siendo igual de perjudiciales.

Dormir mal

Finalmente, aunque no se lo tenga tan en cuenta, cuando el cuerpo no descansa lo suficiente no se equilibra y por ende a nivel nutricional el organismo se ve comprometido. Es importante reposar y darle un respiro al cuerpo de las actividades del día a día.

Foto de: http://www.freepik.es/

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*