Ejercicios físicos para mejorar la circulación de las piernas

Ejercicios físicos para mejorar la circulación de las piernas

Una mala circulación en nuestras piernas es la causante de muchos problemas y enfermedades que van a minar poco a poco nuestra salud, haciéndonos que nos sintamos con menos energía, además de sufrir dolores constantes en esta zona tan importante de nuestro cuerpo. Entre los problemas más comunes nos encontramos con las varices, las cuales, además de inflamarnos las piernas, también nos causarán pesadez y dolores. Estos problemas se pueden solucionar de varias maneras, entras las que se encuentran el ejercicio físico.

Ejercicios físicos para mejorar la circulación de las piernas

Estos ejercicios no van a suponer un gran esfuerzo, pero sin embargo, van a causar muchos beneficios para tu salud, por lo que te aconsejamos que los hagas. No requerirán mucho tiempo, ni tampoco necesitarás materiales para realizarlos, consiguiendo que te libere de los dolores y que prevengas problemas mayores.

Uno de los primeros ejercicios físicos que te vamos a proponer es el denominado como bicicleta. Se trata de un ejercicio muy sencillo que tendrás que hacerlo diariamente para encontrarte mejor. Si tienes una esterilla o alfombra, túmbate boca arriba y coloca las piernas en alto. Una vez que has hecho esto, realiza círculos con ellas como si estuvieras montada en una bicicleta. Intenta hacer al menos 5 series de al menos 1 minuto. O si se te hace muy pesado, aumenta el número de series y reduce el tiempo. No hace falta que lo hagas muy rápido, solo que lo hagas bien y con el tiempo vayas aumentando el tiempo y la velocidad.

El siguiente ejercicio que nos recomienda esta clínica especializada sirve para mejorar la circulación consistiendo en tumbarte en el suelo, subiendo las piernas y cuando se encuentren en lo más alto, flexionarlas. Esto conseguirá además de potenciar tu core, fortalecerá las piernas y los músculos, los cuales van a empezar a mejorar la circulación. Al ser un ejercicio más complejo, el número de repeticiones va a variar según la persona, pero lo recomendable es que no vaya a bajar de 20, pudiéndolo dividir en varias series.

Fortalece tus piernas

Siguiendo en la misma posición mirando hacia el techo, o si lo hacemos en el parque, hacia el cielo, tendremos que volver a levantar las piernas y en este caso, lo que tendremos que hacer es separarlas, formando una V con nuestras piernas. Con este ejercicio vamos a conseguir también mejorar el retorno de la sangre hacia el corazón, evitando la acumulación que hacen que se formen las varices. En este ejercicio va a contar mucho la habilidad de la persona para separar las piernas, pudiendo ponerse como reto separarlas del todo y cerrarlas, teniendo que repetir esto al menos unas 20 veces en 4 series.

Muy parecido al anterior, tenemos la colocación de las piernas en V y tanto con los pies como con las propias piernas, vamos a ir dibujando círculos en el cielo. En este caso lo que buscamos no va a ser potenciar o fortalecer los músculos, algo que también realizaremos, pero sin embargo, lo que más vas a notar es que tus piernas se hacen menos pesadas y la circulación mejora, por lo que el dolor que sientes se reducirá,

En el caso de que quieras hacer un ejercicio mucho más intenso, te recomendamos que combines tanto este ejercicio con el siguiente, ya que en este caso conseguirás todo lo que te hemos dicho, además de potenciar la fuerza y la musculatura.

Posiblemente este ejercicio va a ser uno de los más complicados, pero también va a traerte muchas ventajas para tu salud y bienestar. Lo que debes hacer es tumbarte en el suelo con las piernas estiradas y juntas. Cuando te encuentres así, el ejercicio consistirá en llevarlas flexionadas hacia el pecho, para luego repetir hasta un total de 20 veces. Sabemos que en un principio puede costarte mucho trabajo, pero realiza si quieres estas repeticiones a lo largo del día.

Camina para mejorar la circulación

Por último, hemos querido dejar uno de los ejercicios físicos que más te van a ayudar a aliviar el dolor de las piernas, mejorando la circulación, el fortalecimiento de los vasos sanguíneos y por lo tanto, evitando que aparezcan las odiosas varices. Caminar es una actividad muy fácil, ya que no te vamos a pedir que andes muchos kilómetros ni tampoco muy rápido, tan solo necesitarás media hora de tu tiempo todos los días para comprobar que después de esto, vas a sentir tus piernas mucho mejores e incluso podrás dormir mejor, sin dolor y con una sensación de éxito en el cuerpo.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*