¿Te atreves con el rafting?

Los deportes extremos son una de las modalidades más demandas por la población mundial en los últimos años. Cada vez más personas se interesan por el puenting, el paracaidismo o el rafting. Este último es quizás mi favorito y, por ello, quiero recomendarte que lo pruebes.

dale un giro a tu vida con el rafting

Creo que no te arrepentirás si este tipo de deportes te atraen. Yo al principio no era muy partidaria, pero fue probarlo y cambiar de opinión.

Es un deporte para descargar adrenalina

El rafting, también conocido como descenso de ríos, es una modalidad deportiva que ha alcanzado una gran popularidad desde hace algunos años. La mecánica es la siguiente: un grupo de personas se montan en una embarcación y el objetivo es recorrer el cauce de un río corriente abajo. Las embarcaciones que se usan para estos descensos son las canoas o los kayaks. Estoy seguro que lo has visto mil veces, al menos por televisión.

Los ríos que suelen elegirse para este deporte están clasificados según la movilidad de sus aguas con el fin de establecer niveles desde principiante hasta experto. De esta forma, las personas que busquen una mayor dificultad para vivir emociones más fuertes saben qué ríos deben seleccionar para conseguir lo que buscan.

Ir bien equipado es muy importante

Una vez que ya has decidido que quieres probar el rafting, debes saber que debes buscar un sitio en el que personas expertas te enseñen las cosas que debes conocer antes de practicarlo. ¡Tu seguridad ante todo!

Uno de los aspectos fundamentales a la hora de hacer rafting es contar con el equipamiento adecuado para ello. No todas las embarcaciones son aptas para ser usadas en el rafting. Tienen que poseer unas características concretas y estar especialmente destinadas para el descenso de ríos.

Además, debes contar con unos remos que te ayuden a desplazarte por el agua. Es muy importante que siempre que vayas a practicarlo dispongas de alguna persona experta que ya haya hecho rafting antes y que sepa hacer frente a las posibles dificultades que puedan surgir. Será el encargado de ir dando las instrucciones durante el descenso y debe portar un silbato para indicar cualquier imprevisto que surja durante la actividad. Cada persona debe llevar un chaleco, un casco y, en algunas ocasiones, un traje de neopreno. Además, la ropa y el calzado tendrán que ser adecuados a esta actividad. Es también conveniente llevar cuerdas para rescatar a las personas que puedan caer al agua durante el descenso.

Es un deporte que puede resultar muy divertido si se hace en lugares especialmente preparados para ello y en compañía de un profesional. ¡Anímate!

2 comentarios sobre:
“¿Te atreves con el rafting?”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*