¿Aún no has descubierto el esquí acuático?

En toda película americana de acción en la que parezca un lago, río o mar y una lancha, detrás siempre está el protagonista practicando esquí acuático de una manera que parece muy fácil y muy sencilla. Seguro que esta imagen te viene a la cabeza, ¿verdad? Hoy voy a hablarte de este famoso deporte y las claves para practicarlo. Hace unos años lo practiqué en verano y ¡me encantó!

¿Aún no has descubierto el esquí acuático?

¿No sabes en qué consiste exactamente el esquí acuático? Es una actividad que mezcla el surf y el esquí y en la que se alcanza una alta velocidad. De ahí la importancia de tener buenos reflejos y equilibrio.

Consiste en esquiar sobre el agua agarrado a una cuerda que va unida a una lancha que a su vez navega a alta velocidad. Las personas con experiencia son capaces de realizar maniobras espectaculares y saltos sobre el agua ayudados de plataformas y rampas situadas en el recorrido. Si no lo has visto nunca, ¡es un espectáculo digno de

Cómo practicar esquí acuático

Casi todo el mundo, si se lo propone, puede realizar esquí acuático con paciencia, práctica y dedicación. Cuantas más olas y menos en calma esté el mar, más divertido es el deporte y más se pueden lucir los que lo practican realizando todo tipo de piruetas sobre el agua y en el aire.

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de practicar esquí acuático es tu seguridad. Por eso debes ir bien equipado con el chaleco salvavidas. Lo segundo es elegir bien el día de inicio. Elige un día calmado y que no haya muchas olas para que no te dificulte el aprendizaje.

Una vez que estés en el agua agarrando la cuerda, mantén la posición agachado como si estuvieras sentado en una silla. Una vez que la lancha se ponga en marcha esta posición te ayudará a salir más fácilmente del agua y mantenerte en pie. La posición ideal es mantener las rodillas dobladas y la espalda 

Alcanza velocidad en el agua

Como te había adelantado, la velocidad es clave en esta disciplina, en concreto la velocidad a la que va la lancha. Para hacer un recorrido de slalom tradicional deberás llevar la lancha a una velocidad más elevada que en el esquí acuático de paseo o por simple ocio. Haciendo slalom se puede alcanzar de 50 a 60 kilómetros por hora. Esta velocidad también dependerá de tu

¿Quieres un tipo de esquí más tradicional? En este caso deberás disminuir la velocidad.

Anímate y coge velocidad en el agua con el esquí acuático, ¡ya verás como repites!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*