Combate la flacidez con el deporte

¿Cuántas veces has oído que la práctica del deporte es muy beneficiosa para tu cuerpo y tu mente? Pero por muchas veces que lo oigamos, no deja de ser cierto. Te ayuda a fortalecer tu cuerpo y a mantenerte sano. Además, te permite quemar la grasa acumulada en determinadas zonas. Una de las cosas más antiestéticas y que más nos preocupa a las mujeres con el paso de los años es la flacidez.

Combate la flacidez con el deporte

Muchas veces me han preguntado qué hago yo para intentar prevenir la flacidez y la verdad que no tengo secretos. Bueno, sí, uno: el deporte. Lo único que realmente consigue que no tengas nada fuera de lugar.

Está presente en muchas zonas del cuerpo

La flacidez es algo que puede estar presente en cualquier tipo de cuerpo, con independencia de si la persona es delgada o gruesa. Y puede aparecer en muchas zonas, como los brazos, las piernas, el vientre, etc. ¡Ese es uno de sus mayores inconvenientes! Nunca sabes dónde puede aparecer… así que mejor prevenir que curar.

Pero, ¡tranquila! Existen ejercicios para combatir este problema en cada zona concreta y que te serán muy útiles para conseguir acabar con ello. Además, estos ejercicios los puedes practicar donde quieras sin necesidad de ir al gimnasio.

Acaba con la flacidez de tus brazos

Lo que más me incomoda a mí son los brazos. ¿Es tu caso? Un ejercicio que te ayudará a reducir la flacidez de tus brazos son las flexiones. Seguro que has oído hablar de ellas e, incluso, las habrás practicado y odiado alguna vez.

No existe una única manera de realizar las flexiones y cada persona puede preferir un sistema u otro, pero el ejercicio tradicional consiste en tumbarte boca abajo y tratar de levantar tu cuerpo con los brazos. Las variaciones entre las diferentes modalidades se basan en la postura en la que se realizan o los apoyos que utilizas, pero la mecánica es muy similar en todos los casos. Y lo mejor de todo, ¡es gratis! Combatirás la flacidez de tus brazos y no te costará ni un euro.

Fortalece tus muslos con varios ejercicios

Los muslos son la zona de tus piernas en la que la flacidez es más común y para combatirla el mejor ejercicio posible son las sentadillas apoyado en la pared. Ya sé que son pesadas, pero merecerá la pena.

También son muy buenos los ejercicios aeróbicos como correr, nadar, saltar o montar en bicicleta e incluso caminar. Yo me quedo con este tipo de ejercicios antes que con las clásicas sentadillas pero eso ya dependerá de tus preferencias. Realizarlos tres o cuatro veces por semana durante al menos 30 minutos hará que pronto tus piernas estén mucho más fuertes y libres de grasa.

Ten un vientre plano con los abdominales

Si hay unos ejercicios que resultan ideales para acabar con la flacidez de tu estómago, esos son los abdominales. Existen varios tipos y cada uno de ellos te ayudará a fortalecer una parte concreta de tu musculatura abdominal. Lo mejor es que, en lugar de llevar tu tronco hacia las rodillas, sean estas las que se acerquen a tu pecho mientras mantienes tenso el estómago, ya que así evitarás problemas de espalda.

Con estos ejercicios pronto notarás que la flacidez, poco a poco, se reduce. ¡Haz la prueba!

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*