Descubre las diferentes modalidades de hípica

Debido a lo mucho que me gustan los caballos, siempre que hay alguna competición de hípica intento acudir o verla por televisión cuando es posible. Me parece que es un deporte demasiado desconocido por lo que me gustaría dedicar el post de hoy a explicar algunas de las modalidades existentes. ¡A ver si te pego mi gusto por este deporte!

Descubre las diferentes modalidades de hípica

La equitación es parte de la hípica

Probablemente la parte más conocida de la hípica sea la equitación. En esta disciplina lo que se evalúa es al jinete y no al caballo. Dentro de la equitación están, entre otras, las especialidades de doma, de salto de obstáculos y de cross. La doma consiste en que el caballo obedezca todas las instrucciones que el jinete le da llevando a cabo los ejercicios correspondientes, llamados reprises. El objetivo es que el jinete demuestre que está compenetrado con su caballo.

Por su parte, los saltos de obstáculos consisten en que tanto el jinete como el caballo consigan superar los obstáculos que se encuentren dentro del recorrido de la prueba. Durante el recorrido hay penalizaciones si el caballo derriba alguna barrera, se niega a saltar un obstáculo o si tarda demasiado en completar la prueba.

La prueba de cross consiste en un recorrido en el que el caballo tiene que superar una parte de obstáculos con barreras y después una parte de obstáculos naturales, como pueden ser troncos, rocas, etc.

Luego existe una modalidad que se podría considerar como una mezcla de todas que se llama concurso clásico. Esta prueba se desarrolla en tres días y cada día se destina a una de las especialidades (doma, cross y salto de obstáculos).

Las carreras de caballos forman parte de la hípica

Las tradicionales carreras de caballos (también conocidas como turf) son una parte importante de la hípica. Este tipo de eventos se desarrollan en circuitos llamados hipódromos y se caracterizan por la gran cantidad de apuestas que hay durante las carreras. Los jinetes de las carreras de caballos reciben el nombre de jockeys y, si son buenos, pueden llegar a ganar mucho dinero. ¿Quién no ha visto algún evento así aunque sea en las películas?

Las carreras suelen tener una distancia de entre un kilómetro y una milla (1609 metros) aunque realmente pueden ser desde 400 metros hasta 4 kilómetros. En este deporte los entrenadores juegan un papel incluso más importante que el del propio jockey, ya que son los encargados de cuidar al caballo y de seleccionar al jockey y las carreras en las que participará el caballo.

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*