Ejercicios en el agua para tonificar los brazos

Cualquier lugar es bueno para practicar deporte. Lo único importante es elegir bien el medio y el tipo de ejercicio que se va a realizar. Por ejemplo, el agua es un lugar en el que puedes practicar muchos tipos diferentes de ejercicios, no solo natación sino prácticamente las mismas rutinas que podrías hacer en el gimnasio.

Ejercicios en el agua para tonificar los brazos

Por eso, quiero presentarte algunos ejercicios que puedes hacer en el agua para tonificar tus brazos. ¿Quieres conocerlos?

Puedes practicar pilates en el agua

El pilates es un ejercicio excelente para tonificar tu cuerpo y, además, se puede practicar perfectamente en el agua. Lo único necesario es realizar algunas modificaciones en los ejercicios para adaptarlos al agua. Por ejemplo, para tonificar tus brazos puedes realizar el 50:50. Para realizar este ejercicio, con el que puedes trabajar, por ejemplo, tanto los hombros como los tríceps, tienes que ponerte de pie de manera que el agua te llegue a la altura del pecho y colocar los brazos estirados a los lados del cuerpo con las manos mirando hacia arriba. Después estira una pierna hacia atrás y extiende los dedos.

Tienes que hacer equilibrio con la otra pierna mientras levantas hacia adelante y hacia atrás los brazos rápidamente durante un minuto más o menos. No es necesario que los muevas en su totalidad, sino que será suficiente solo con unos centímetros. A continuación repite con la otra pierna.

Puedes utilizar pesas especiales para el agua

Puedes realizar casi cualquier tipo de entrenamiento en el agua, incluso con pesas. Para eso, se han desarrollado tanto mancuernas como barras de gomaespuma que te permiten trabajar prácticamente de la misma manera que lo harías en una sala de musculación del gimnasio. Estas pesas funcionan valiéndose de la resistencia del agua para hacer que tonifiques los músculos de tus brazos.

Por ejemplo, un ejercicio que puedes hacer para trabajar tus bíceps usando este tipo de pesas es el siguiente: colócate de pie en el agua sumergido hasta el pecho y asegurándote de que la barra está completamente dentro del agua. Después tienes que estirar los brazos hacia el fondo de la piscina mientras sujetas la barra. Tus manos deben mirar hacia el frente. A continuación, eleva la barra hacia tu pecho doblando los codos.

El agua puede ser muy útil para ayudarte a tonificar, así que no lo dudes y aprovéchalo para ejercitar tu cuerpo.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*